Y no pudo, una vez más. El dólar no logró cerrar bajo los $ 770, una barrera que se le ha presentado muy difícil de romper desde que el Banco Central suspendió el 10 de enero el programa de intervención anunciado a fines de noviembre pasado.

La divisa registró un “rompimiento falso” y llegó a un mínimo intradía de $ 767,50. Sin embargo, no pudo mantener esa tendencia y dio un brusco giro debido a la fuerte caída del precio del cobre. Al cierre del mercado interbancario, el dólar se cotizó en $ 776,71, esto es un alza de 0,57% en relación a la jornada previa.

El metal rojo, principal producto de exportación del país y referente del peso chileno, experimenta una baja de 1,65% (futuros en la Bolsa de Nueva York) debido al temor que genera el brote del coronavirus en China, el cual se ha expandido a otros países y que se convierte en otro factor de riesgo para la economía global. En el mercado spot de Londres, la libra había caído 0,88%.

“Podríamos decir que confluyo a los fundamentos de la jornada. El cobre tuvo una caída fuertísima. Está afectando demasiado el coronavirus y su potencial efecto en la economía China. El dólar pierde uno de los factores que lo estaba haciendo corregir (a la baja)”, dijo un operador de la plaza local.

“Está la grande con lo del virus”, sostuvo escuetamente otro trader local.

El dollar index, que mide a la divisa frente a una canasta de seis monedas, entre ellas el euro, experimenta un salto de 0,26% en estos momentos.

El coronavirus estaba afectando a todos los mercados del mundo.

/psg