El ministro de Economía, Lucas Palacios, alcanzó un acuerdo con la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) para que los principales bancos privados del país implementen a la brevedad un plan especial para hacer frente a los altos gastos que enfrentan las familias en marzo y disminuir los niveles de endeudamiento de los chilenos.

Siguiendo los pasos de BancoEstado, que ya puso en marcha iniciativas en esa línea, el compromiso asumido por las instituciones considera planes de refinanciamiento con tasas preferenciales, aplazamiento de cuotas y periodos de gracia, opciones que desde hoy comenzarán a ser implementadas por cada entidad.

Así, los bancos realizarán una evaluación de cada caso, contactarán a sus clientes, y harán una propuesta concreta a cada uno de ellos.

“Los chilenos y chilenas son honestos, siempre buscan pagar sus compromisos y sus deudas y eso es algo que hemos ido viendo durante estos meses que han sido de mayor dificultad. A las familias, muchas veces, no les queda más opción que endeudarse, no es que no quieran pagar. Por eso, tenemos que buscar formas de estar con ellos, de ayudarlos, y de eso se trata el acuerdo que hemos alcanzado con los bancos”, afirmó Palacios.

En ese sentido, explicó que los bancos “van a contactar a cada uno de sus clientes para ofrecerles flexibilidades de pago, dependiendo de la situación que esté enfrentando cada uno de ellos. ¿Cuáles son estas flexibilidades? Son postergación de cuotas, reprogramaciones y períodos de gracia que pueden ir hasta los seis meses en algunos casos, entre otros. Es decir, la banca va a ayudar a sus clientes para que puedan reprogramar sus deudas en una situación difícil que estén enfrentando”.

Tasas razonables

Palacios sostuvo que “todo esto va a ser a tasas razonables”. Al respecto indicó que a pesar de que tras los hechos ocurridos en octubre subieron algunas tasas, éstas ya se están normalizando y las reprogramaciones pueden ser a un buen costo.

En compañía del presidente y el gerente general de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), José Manuel Mena y Luis Opazo; el secretario de Estado enfatizó que este acuerdo permitirá que miles de familias “puedan ordenar su plata y bajar sus cuotas”, por ello hizo un llamado a que “cada persona que esté con altos niveles de deuda llame o vaya a su banco para que le den las opciones que hoy estamos anunciando porque los bancos asumieron un compromiso con millones de chilenos”.

Por su parte, el presidente de la ABIF, José Manuel Mena, indicó que “más de 500 mil pequeños y medianos empresarios (PYMEs) y personas naturales con giro han sido contactadas proactivamente por los bancos para apoyarlos con diversas medidas, tales como la flexibilización de las condiciones crediticias, ya sea a través del otorgamiento de meses de gracia, reprogramaciones o reestructuraciones de financiamiento para capital de trabajo e inversiones”.

En el caso de los hogares, Mena afirmó que la situación es similar y que “la contactabilidad a clientes también ha sido masiva, estableciéndose postergaciones de cuotas, plazos de gracia, así como alternativas de financiamiento para reducir la carga financiera de aquellos que están enfrentando una coyuntura compleja”.

/psg