El ex juez español Baltasar Garzón está en Chile participando en el Foro Latinoamericano de Derechos Humanos. Ya expuso el pasado jueves y además ha participado en diversas actividades.

Una de ellas fue ayer, cuando el jurista fue captado participando en una protesta en Plaza Baquedano y siendo resguardado por los llamados “primera línea”.

Esto generó un rechazo total de parte de la UDI. “Garzón sancionado por 11 años para ser juez, invitado a Chile por senador Navarro visitando manifestación ilegal en Plaza Italia desde donde nace violencia en ese sector!! Un mínimo de dignidad nacional!!! Es causal de expulsión artículo 11 N1 Ley Extranjería. Pediría al Gobierno que actúe!!”, escribió en su cuenta de Twitter la presidenta del gremialismo, Jacqueline van Rysselberghe.

Luego, profundizó que “cuando un extranjero se inmiscuye en hechos ilegales puede ser expulsado. Al ir a una manifestación ilegal está cometiendo hechos de esta naturaleza”.

Misma postura que tiene el diputado Issa Kort, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores.

“¿Sabe Usted que el invitado de ‘honor’ por estos días en Chile, Baltasar Garzón, es un JUEZ DESTITUIDO y CONDENADO por la Corte Suprema de España? Quienes ensalzan su presencia podrían tratar de ser consecuentes, aunque sea difícil. Las cosas como son y no cómo quieren que sean”, comentó en la citada red social.

El parlamentario argumentó que “es vergonzoso ver a un ex juez español como es Garzón, destituido y condenado unánimemente por la Corte Suprema de España, sentado en un salón del Ex Congreso Nacional y como expositor. Acá estamos frente a la típica actitud de esa izquierda ‘cara de raja’, que no es consecuente, que amolda la justicia según le convenga, que usa la memoria solo cuando los beneficia y, peor aún, se sienten dueños de las legítimas protestas sociales y actúan respaldando la violencia”.

Mientras que el senador Iván Moreira aportó que “la visita de Garzón es una provocación y demuestra que fue parte de un foro que terminó siendo una apología a la violencia y al vandalismo. Y el congreso no se puede Prestar para un verdadero homenaje a quienes quieren desestabilizar la democracia y al gobierno. El Señor Garzón fue parte de de esta asamblea subversiva”.

Finalizó sosteniendo que “él no puede inmiscuirse en política chilena ha sido parte de una apología a la violencia… Expulsarlo por ahora no, pero no dejarlo entrar al país nuevamente declarándolo persona non grata por el Gobierno”.

/psg