Una serie de disturbios se desarrollaron hasta esta madrugada en Rancagua entre manifestantes y Carabineros, resultando siete policías heridos, una decena de detenidos y dos automotoras siniestradas.

Según información compartida por Carabineros, unas 300 personas se reunieron aproximadamente en la avenida Libertador Bernardo O’Higgins con Freire, instalando barricadas de adoquines y escombros encendidos.

Tras esta aglomeración, un grupo de unos 90 individuos forzó el cierre perimetral de la Automotora Alameda ubicada en la Alameda con Balmaceda. En el lugar sacaron un vehículo a la calzada y lo incendiaron junto a otro móvil al interior.

Luego, informa Carabineros, el mismo grupo de individuos se habría trasladado más de tres kilómetros hacia la Automotora Coseche en Alameda con Adelaida Calvo. Allí sustrajeron un vehículo, posteriormente abandonado, e incendiaron otros tres: uno al interior y dos al exterior.

Fuentes al interior de la 1° Compañía de Bomberos en Rancagua, aseguraron a Emol que la primera alarma se habría recibido cerca de las 01:00 horas. Entonces el personal constató daños menores en el frontis de la automotora.

Los antisociales fueron dispersados por Fuerzas Especiales, quienes utilizaron gas lacrimógeno para llevar a cabo en este proceso, resultando siete carabineros con lesiones leves y menos graves, diez detenidos por desórdenes, uno por oponerse al accionar de los agentes y uno por atentado contra la autoridad.

/psg