Alexis Sánchez no alcanza a enrielar al Inter frente al Cagliari. El Niño Maravilla ingresó en los últimos minutos del encuentro disputado en el Giuseppe Meazza y no alcanzó a aportar para corregir el rumbo del equipo lombardo, que apenas alcanzó a igualar 1-1 y le deja servida a la Juventus la posibilidad de aumentar a seis puntos la ventaja que le tiene en la punta de la Serie A.

No estaba en los planes de Antonio Conte, de sus dirigidos ni de quienes llegaron al estadio que el Cagliari representara una gran dificultad. Menos después de que Lautaro Martínez abriera la cuenta en los 29′, cuando capitalizó una asistencia de Ashley Young.

Poca participación

Sin embargo, Radja Nainggolan enmudeció a todos cuando, en los 78′, después de una cesión de Joao Pedro, venció a Samir Handanovic.

Casi como un intento desesperado por revertir la situación, Conte mandó a la cancha a Sánchez. El tocopillano intentó mostrarse activo y conectó un par de veces el balón, pero no logró gravitar.

El final estuvo marcado por la expulsión del argentino Lautaro Martínez, quien reaccionó de pésima forma ante una decisión arbitral. La lectura positiva para Sánchez es que se le abre una opción concreta de volver a ser titular en la próxima jornada en lugar del transandino.

/Eduardo Méndez Garín