Desde las primeras misiones a Marte, la humanidad sabe que hubo agua discurriendo por la superficie del planeta rojo. Las imágenes captadas por aquellas naves daban muestra de huellas de antiguos cauces de ríos e incluso lechos de lagos. Pero aún hubo más, y posteriores sondas captaron fotografías muy claras de grandes acumulaciones de hielo de agua y dióxido de carbono en los polos.

Resultado de imagen para Las impresionantes imágenes de Marte que demuestran su pasado húmedo y potencialmente habitable
Depósitos de arenisca en Marte

Los rover como el Opportunity y el Curiosity detectaron cada vez más pruebas de la presencia de agua no pasada, sino presente. Y fue en 2015 cuando la NASA anunció a bombo y platillo un descubrimiento histórico: la generación de muy pequeñas corrientes de agua, apenas constituidas por unas gotitas saladas, en las laderas de algunas colinas, durante el verano marciano. Aquello significaba la primera detección de agua líquida en superficie en Marte.

Un lustro después el conocimiento sobre el agua que una vez cubrió Marte ha aumentado. Ejemplo de ello es el hallazgo de la Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA, que ha descubierto depósitos de tonos claros que el equipo señala que podrían ser areniscas, tal y como afirman en un comunicado. Esto significaría nuevas señales del antiguo ambiente húmedo del planeta rojo y su potencial para la habitabilidad de vida tal y como la conocemos en la Tierra. La cámara HiriSE (High Resolution Imaging Science Experiment) reveló la existencia de estos depósitos, reflejados en tonos claros en la imagen, en el oeste de la región de Candor Chasma, en el sistema de cañones de Valles Marineris.

Las superficies claras son las capas de arenisca que sugieren un pasado húmedo y potencialmente habitable
Las superficies claras son las capas de arenisca que sugieren un pasado húmedo y potencialmente habitable

14 años orbitando Marte

El MRO ha estado en órbita alrededor de Marte durante casi 14 años. Lleva consigo una gran variedad de instrumentos, incluido el espectrómetro de reconocimiento de imágenes compacto de reconocimiento para Marte (CRISM). Este instrumento ha adquirido miles de imágenes espectrales de alta resolución en Marte.

La NASA está tratando de completar una cobertura coordinada sobre dichos lugares, para permitir interpretaciones geológicas basadas tanto en la información de composición de CRISM como en las imágenes de alta resolución de HiRISE.

/psg