Manchester City defenderá su título de campeón de la Copa de la Liga en la final de este torneo, el 1 de marzo en Wembley contra el Aston Villa, pese a perder 1 a 0 en su casa ante el Manchester United, este miércoles en la vuelta de las semifinales, con el portero chileno Claudio Bravo en el arco.

Los “Citizens” tenían la eliminatoria ante sus vecinos encarrilada después de haber ganado 3 a 1 en la ida en Old Trafford, un resultado que les permitió el pase a pesar de la derrota de la vuelta.

El único gol del partido de este miércoles lo firmó para los “Red Devils” el serbio Nemanja Matic (minuto 35), que aprovechó un rechace en el área para, con un potente disparo ajustado a la base del palo, batir al ex capitán de la Selección Chilena.

Matic fue luego expulsado en el 76’ por una segunda tarjeta amarilla.

Al no existir mayor valor de los goles conseguidos fuera de casa en caso de una eliminatoria igualada, el United quedó a apenas un tanto de igualar la semifinal.

El City, por su parte, se topó una y otra vez con el portero español David De Gea, que fue especialmente una pesadilla para el argentino Sergio Agüero, que vio incluso anulado un tanto en el 83’ por fuera de juego.

Será la cuarta presencia del Manchester City en las cinco últimas finales de la “EFL Cup”, un torneo donde ha levantado el trofeo en seis ocasiones, incluyendo las dos últimas, en 2018 y 2019.

Este torneo adquiere un mayor valor para el City en un momento en el que afronta la recta final de la temporada, a 19 puntos del líder Liverpool en la Premier League, donde el equipo de Josep Guardiola tiene muy complicado poder revalidar el título.

Por eso los torneos de eliminación directa se presentan como la tabla de salvación de la temporada del City.

Además de la final de esta Copa de la Liga, el Manchester City está clasificado para octavos de final en la Liga de Campeones, donde se medirá al Real Madrid, y para octavos en la Copa de Inglaterra, donde tendrá como adversario al Sheffield Wednesday de Segunda División.

El martes, el Aston Villa se había clasificado para la final al imponerse 2-1 en el partido de vuelta al Leicester, para llevarse la eliminatoria por un global de 3-2.

El equipo de Birmingham ganó en el pasado cinco veces la Copa de la Liga, la última de ellas en 1996. No lograba clasificarse a la final de este torneo desde 2010.

/Eduardo Méndez Garín