Tras casi nueve meses de suspensión, el fiscal nacional, Jorge Abbott, decidió reintegrar a sus funciones al fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias.

La determinación fue tomada luego de la solicitud realizada por el persecutor. Arias aludió a la negativa de la Corte Suprema para la remoción en su contra dada a conocer el pasado lunes, en la que 11 miembros del pleno del máximo tribunal rechazaron la solicitud que levantó Abbott contra él.

Desde la Fiscalía Nacional señalaron que la decisión se tomó también luego de que el “el Fiscal Julio Contardo, quien instruye actualmente un sumario en su contra, manifestara no ser necesaria la medida preventiva que lo tiene suspendido por esa indagatoria desde el 26 de noviembre de 2019”.

“La resolución fue notificada esta tarde a la abogada que lo representa, Marisa Navarrete, y quien también solicitó al Fiscal Nacional dejar sin efecto la suspensión de funciones decretada como medida preventiva, por lo que la reincorporación podrá hacerse efectiva desde el lunes 3 de febrero próximo”, se detalla por parte del Ministerio Público.

Arias permanecía suspendido desde el pasado 6 de mayo. Algunas semanas antes, el fiscal de Alta Complejidad de O’Higgins, Sergio Moya, presentó una denuncia en su contra por una serie de irregularidad que habría cometido Arias en su rol de fiscal regional.

Debido a dicha acusación, se abrió un proceso administrativo y otro penal contra el persecutor. El primero finalizó con la solicitud de Abbott de removerlo, mientras que el segundo sigue su curso, liderado por el fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, quien formalizó a Arias por delitos informáticos y de violación de secreto.

/psg