Los caucus demócratas nunca son simples y el que se desarrolla hoy en Iowa no será la excepción. Este lunes, los electores de aquel estado que se reúnen en más de 1.600 recintos y comenzarán la noche declarando el apoyo a su candidato presidencial preferido. Luego de una ronda de negociaciones, quienes votaron por candidatos eliminados del proceso pueden hacer una segunda elección.

Este año hay un nuevo cambio: por primera vez, el Partido Demócrata de Iowa informá tres resultados distintos y no existe garantía de que todos tengan al mismo ganador. Cada resultado representa una etapa distinta del caucus y son reglas nuevas que fueron mandatadas por el Comité Nacional Demócrata, para hacer que el proceso fuese más transparente.

En el pasado, los demócratas de Iowa sólo daban a conocer un resultado: el número de delegados obtenidos por cada candidato en el proceso de los caucus. Esta es la cifra más importante, ya que los demócratas escogen a su nominado para la carrera a la Casa Blanca en base a los delegados designados en cada estado.

¿Qué diferencia hay entre caucus y primarias? ¿Cómo funcionará en Iowa?

Existen varias diferencias entre ambos. En las primarias, los electores van a las urnas, emiten su voto y se retiran. En los caucus, los electores se reúnen en recintos y declaran su apoyo a un candidato, pero tienen tiempo para cambiar de bando, por tanto hay tiempo para discusión y negociaciones.

En Iowa, los electores que arriben a su recinto deberán rellenar una cartilla con su primera preferencia. Estos resultados son tabulados y determinarán la “primera alineación”. Pero la noche no acaba ahí.

Los asistentes cuyo candidato de preferencia no obtenga al menos el 15% de los votos, pueden optar por entregar su apoyo a otro candidato. Ese umbral puede ser más alto en algunos recintos. Si los electores no escogen otro candidato, su voto no será considerado en la “alineación final”. También pueden optar por un voto “no comprometido”, pero esa alternativa sólo será reportada en el informe final si es que también obtiene al menos un 15% de adhesión.

Los resultados en esta etapa serán tabulados para determinar la “alineación final” de los caucus. Sólo los candidatos que obtengan al menos un 15% de los votos en cada recinto -los denominados “candidatos viables”- serán contados en los resultados finales. Los “candidatos inviables” quedan con cero votos.

El último paso es calcular el número de delegados que se asignan a cada candidato. El partido los llama “equivalentes”, porque representan al número de delegados que cada candidato tendrá en la Convención Nacional del partido, que se realiza en junio.

Iowa entregará 41 delegados para la Convención Nacional Demócrata, en base a los resultados de los caucus del partido.

¿Finalmente quién será el ganador?

La agencia AP indicó que declarará un ganador en base al número de delegados que cada candidato reciba.

Esto es porque los demócratas escogen a su nominado en base a los delegados. Los otros resultados entregan insumos valiosos para el proceso y para observar la fuerza de los candidatos, pero los delegados estatales equivalentes son la medida usada por el partido para escoger a su candidato final.

El Partido Demócrata ha enfatizado que este es precisamente el número al que hay que poner atención.

¿Pueden distintos candidatos ganar categorías diferentes?

Sí. Por ejemplo, el candidato “A” puede vencer al “B” en la primera alineación. Pero el “B” puede obtener más respaldo de electores que inicialmente prestaron apoyo a candidatos inviables, elevando su votación en la denominada “alineación final”.

Este último resultado es el que se usa para calcular a los delegados estatales equivalentes, por lo que los resultados debiesen ser similares. Sin embargo, en una carrera muy cerrada, es matemáticamente posible que también existan ganadores diferentes.

¿Por qué los demócratas hicieron este cambio?

Las nuevas reglas fueron ordenadas por el Comité Nacional Demócrata como parte de un paquete de cambios que impulsó Bernie Sanders tras su derrota contra Hillary Clinton en las primarias de 2016. Los cambios fueron diseñados para hacer el sistema de caucus más transparente y estar seguros de que los candidatos de menor votación tengan crédito por los votos que reciban, más allá de que terminen sin delegados.

Los cambios no sólo afectarán a los caucus de Iowa, ya que en Nevada (22 de febrero) se aplicarán las mismas medidas.

/psg