Liderados por la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe y el senador de RN, Andrés Allamand, Chile Vamos oficializó el equipo por el “rechazo” para el plebiscito constituyente del 26 de abril.

Según indicó el conglomerado mediante un comunicado “la idea es colaborar y potenciar, a través de un trabajo político y territorial, todas las iniciativas que se están desarrollando por el Rechazo, con distintas miradas, tanto desde la UDI, Renovación Nacional y Evópoli, como de la sociedad civil, movimientos ciudadanos, gremiales y de jóvenes”.

Además de Van Rysselberghe y Allamand, el equipo de Chile Vamos estará integrado, además, por los diputados Juan Antonio Coloma (UDI), Catalina del Real (RN) y Luciano Cruz-Coke (Evópoli), el secretario general UDI, Jorge Fuentes, y Trinidad Biggs (Evópoli).

Mientras que a cargo de la coordinación ejecutiva estarán María José Gómez, en lo político, y Andrea Balladares, en lo territorial.

Cabe recordar que la UDI en su consejo general acordó adoptar la postura por el “rechazo”, dando libertad a sus militantes. Desde RN, por su parte, determinaron dar libertad de acción a las personas del partido, pero reconocieron que existía una mayoría por no cambiar la Carta Magna.

Evópoli y el PRI, en tanto, anunciaron que ellos promoverán el “apruebo” en el plebiscito del 26 de abril.

“La Constitución debe ser, efectivamente, una casa que sea de todos y nos una a todos, pero ello debe construirse en un clima de diálogo, de respeto y de acuerdo, donde exista libertad para plantear y debatir las distintas posturas. No en un clima de violencia, de funa y amenazas, como hemos visto en el país en los últimos meses y que ha afectado severamente los espacios de discusión nacional”, indicó la colectividad en el escrito.

Y agregaron que “estamos convencidos de que hay que reformar la Constitución, pero no queremos partir desde cero, desde una hoja en blanco, refundacional, con una incertidumbre que durará al menos dos años y medio. Para hacer los cambios que se necesitan, hay que hacerlos rápido, dentro de la institucionalidad, no necesitamos dos congresos funcionando. Y no es necesario echar abajo la casa completa. Los países avanzan corrigiendo y perfeccionando, no demoliendo y echando por la borda lo construido en los últimos 40 años”.

Finalmente hicieron un llamado a “todos a trabajar por Chile. La democracia es tarea de todos, es hora de defenderla y perfeccionarla, es la hora de construir el rumbo que nuestro país necesita para el futuro”.

/psg