Un estudio de una Universidad, arrojó dentro de otros factores, que los adultos mayores y pensionados entre los 60 y 69 años, son los más endeudados ya sea en la banca como también en el retail y otras entidades, y esto es un aumento del 11% con respecto a cifras anteriores.

La crisis ya conocida por todos, tiene sus efectos y lamentablemente esto lo pagan también los adultos mayores y los pensionados, que se ven afectados por varios aspectos básicos de la vida, que repercuten en las paupérrimas pensiones, y deben endeudarse para poder llegar a fin de mes, ya que sus pensiones no alcanzan para solventar los gastos básicos.

A la pérdida de trabajos, se le suman que el “estallido social”, “justas demandas” o como se le denomine, que no ha significado soluciones a los problemas de pensiones, y por el contrario, sólo ha significado perdidas del poder adquisitivo, inseguridad en los adultos mayores, por lo cual muchos han tenido que endeudarse en la banca o en cajas de compensación, a la espera de una mejoría de su pensión, que aún no llega a concretarse.

Ahora en febrero, comenzó el receso legislativo, por lo mismo, todo quedará pendiente hasta marzo, y entonces seguirá la discusión de siempre, de cómo mejorar las pensiones, pero los acuerdos no llegan, porque definitivamente no existe consenso y los intereses partidistas están primero en la fila que las necesidades de los pensionados.

Debemos tener claro que, la reforma previsional cuyo objetivo es mejorar las pensiones de todos los chilenos, es un tema de país y de estado, que lamentablemente no tiene la misma mirada para todos, sino que priman intereses políticos y ello dilata y retrasa cualquier proyecto por muy bueno que sea, y así pasa el tiempo y sin acuerdos no logramos nada.

El drama previsional sigue siendo un tema transversal, de todos los gobiernos, pero que no sólo depende de tener los votos suficientes para aprobar los proyectos, sino de como enfrentamos la problemática de las paupérrimas pensiones de hoy sino también de las próximas generaciones, que seguirán siendo indignas en nuestro país, porque la solución pasa por tener acuerdos dejando de lado las ideologías y los populismos, que sólo consiguen más rechazo en la ciudadanía.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com