La Unión Europea (UE) enfatizará el concepto de “marco de igualdad” durante las próximas negociaciones con Reino Unido respecto a la asociación integral futura, anunció hoy el negociador en jefe de la UE, Michel Barnier.

“Tendremos dos mercados separados en lugar de un mercado único”, dijo Barnier en conferencia de prensa. Las reglas de aduana serán aplicadas entre las dos partes y el acceso al nuevo mercado podría estar sujeto a certificación, autorización de mercado y supervisión.

“Esto significa, por ejemplo, que los proveedores de servicios financieros de Reino Unido, ya no tendrán derechos de pasaporte”, detalló.

“Derechos de pasaporte” se refiere a los derechos que permiten a las compañías y empresas de servicios financieros operar en cualquier país de la UE o Area Económica Europea (AEE) sin estar sujetas a una mayor autorización de cada país.

El comercio de productos y servicios será sujeto a revisiones reguladoras ya que todas las importaciones de productos y servicios en la UE tendrán que cumplir las normas de la UE, señaló.

Debido a que Reino Unido decidió abandonar la UE el 31 de enero de 2020, el país también abandonó el mercado único y la unión aduanera.

Los restantes 27 países miembros de la UE acordaron negociar un acuerdo comercial con Reino Unido para fines de 2020. Mientras que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dicho que es imposible precisar todos los detalles dentro de ese plazo, la ley de Reino Unido prohíbe la ampliación del periodo de transición.

Hoy, Barnier propuso directivas de negociación integrales, que abarcan áreas como comercio, cooperación judicial, política exterior, seguridad y defensa.

Las directivas serán presentadas de manera formal ante el Consejo de la UE, que autorizará a la Comisión Europea empezar las negociaciones.

/gap