La propagación del coronavirus al mercado de valores de China borró el lunes más de US$10.000 millones del patrimonio neto colectivo de las 15 personas más ricas cuyas compañías comercian en el continente.

El fundador de Midea Group, He Xiangjian, perdió US$1.800 millones, la mayor cantidad del grupo, según el índice de multimillonarios de Bloomberg, ya que las acciones del fabricante de electrodomésticos cayeron un 8,9%. A este le siguió Zhang Fan, cuya fortuna cayó US$1.200 millones después de que su Shenzhen Goodix Technology Co., fabricante de equipos de autentificación biométrica para teléfonos móviles, cayera un 10%, el límite mínimo en un solo día.

Otros cuatro de la lista también controlan compañías cuyas acciones cayeron al máximo diario. Entre ellos figuran, Zhou Qunfei, presidenta del fabricante de pantallas de teléfonos inteligentes Lens Technology Co., y Fan Hongwei, presidenta de Hengli Petrochemical Co.

El Índice compuesto de la Bolsa de Shanghái de referencia se hundió en la apertura de la primera jornada bursátil tras un descanso de 10 días por las vacaciones ampliadas del año nuevo lunar, y cayó un 7,7% en el día, mientras que el Índice de componentes de Shenzhen llegó a caer aproximadamente un 8,5%, el mayor nivel desde 2007.

Hao Hong, estratega jefe de Bocom International, dijo que nadie debería haberse sorprendido por la ola de ventas ya que el coronavirus, que se está propagando rápidamente, había provocado la muerte de al menos 361 personas hasta el domingo.

“Los precios de los activos chinos no tuvieron la oportunidad de reflejar lo que estaba sucediendo con respecto a la propagación del virus”, dijo en una entrevista con Bloomberg TV.

Solo 22 de las 500 empresas que figuran en el índice de Shenzhen registraron ganancias el lunes, entre ellas Contemporary Amperex Technology Co., que avanzó un 3,7% después de llegar a un acuerdo de suministro con Tesla Inc. La subida agregó US$200 millones al patrimonio neto del presidente del fabricante de baterías de vehículos eléctricos, Zeng Yuqun, quien terminó la semana pasada como la novena persona más rica de Hong Kong, con una fortuna de US$11.000 millones, según la clasificación de patrimonios de Bloomberg.

/psg