El desafío se jugó en el Estadio Nacional con 15 mil espectadores que presenciaron un cerrado desafío.

Eso sí que el cuadro brasileño dominó en el arranque, gracias al despliegue de del delantero peruano Paolo Guerrero y la movilidad de Andrés D’ Alessandro que complicó a la escuadra azul.

Ante el panorama, la U optó por replegarse y apostar por el contragolpe por intermedio de Pablo Aránguiz y Walter Montillo.

Y cuando el partido ganaba en emoción, vino un duro golpe para los azules por la expulsión de Walter Montillo (64’) por doble amarilla.

Tras esta acción, vino la opción más clara de gol para el Inter con un cabezazo de Edenilson, quien obligó a la gran tapada de Fernando De Paul.

Así con un hombre menos, la U con más garra que fútbol jugó de igual a igual ante su oponente para terminar sellando empate sin goles, en un duelo que terminó con incidentes en las tribunas por enfrentamiento de hinchas con Carabineros.

Ahora la escuadra estudiantil deberá ir en busca de la clasificación de cara a la revancha pactada para el próximo martes 11 de febrero a las 19:15 horas en el estadio Beira Rio de Porto Alegre.

/Eduardo Méndez Garín