Una reforma constitucional que establece la figura de la subrogación para permitir que padres, madres, hijos a quienes se les debe pensiones alimenticias, puedan solicitar directamente el 10% AFP de los deudores, presentó la Senadora por el Maule, Ximena Rincón, quien explicó que la iniciativa anunciada por el Presidente de la República en su cuenta pública,  no sirve en el caso de aquellos que por no pagar su deuda deciden no hacer efectivo el retiro de fondos previsionales.

La iniciativa que presentó junto los senadores Francisco Huenchumilla, Pedro Araya, Francisco Chahuán y David Sandoval, permite que el acreedor podrá concurrir a la AFP del deudor de la pensión y hacer la solicitud de retiro solo con el certificado del Tribunal de Familia que acredite la deuda.

“El proyecto que anunció el mandatario en su cuenta pública no sirve si el deudor no retira sus fondos, como varios han anunciado por redes sociales. En cambio, la reforma constitucional que presentamos instala una subrogación legal que permite a  hijos, madre o padre, según sea el caso, acceder al retiro de fondos si el moroso no quiere hacerlo”, explicó la legisladora.

La legisladora dijo que para que la reforma constitucional sea efectiva, se requiere que el tribunal entregue una “solicitud de liquidación de deuda” en donde aparece cuánto es lo adeudado y, sobre esa base, el acreedor puede solicitar el retiro del diez por ciento, pero siempre dentro de los límites de retiro establecidos entre 35 y 150 UF.

Ximena Rincón explicó que la subrogación consiste en que una persona, a quien se le debe la pensión alimenticia, pasa a ocupar el lugar de otra, en este caso el deudor alimentario, pasando a tener sus mismos derechos y obligaciones sobre el retiro de fondos y, en consecuencia, podrá hacer por sí misma la solicitud del retiro de fondos.

Finalmente, la Senadora por el Maule, explicó que a diferencia de otros proyectos que buscan lograr el pago de la pensión alimenticia, la figura de la subrogación permite que el propio acreedor de la pensión se dirija a la AFP con un certificado de deuda de pensión emanado del tribunal de familia, para solicitar el diez por ciento, lo que agiliza enormemente el trámite y dificulta maniobras

/gap