En 16 días, el Banco Central recortó su Tasa de Política Monetaria (TPM) en 125 puntos base. El objetivo es uno solo: inyectar expansividad en los créditos para ayudar a paliar los efectos que está tiendo la pandemia del coronavirus, que sigue causando estragos a nivel mundial y por cierto en Chile en la actividad económico.

Si en la reunión extraordinaria, que tuvo lugar el pasado 16 de marzo, llamó la atención que la decisión esa vez de reducir en 75 puntos base la instancia rectora no fuera unánime, esta vez la reducción de 50 puntos base para situarla en 0,50% sí contó con el apoyo de los cinco consejeros.

“La decisión del Consejo de ubicar la TPM en su mínimo técnico de 0,5% se enmarca en un escenario en que las presiones inflacionarias de mediano plazo se han reducido de manera sustantiva y en que la superación de la crisis sanitaria tendrá efectos importantes en la actividad y el empleo, entre otras variables”, señala el comunicado del ente emisor.

Asimismo, se menciona que “el Consejo estima que la convergencia de la inflación a la meta de 3% requiere que la política monetaria se mantenga en esta posición altamente expansiva por un extenso período de tiempo”.

¿Cuánto tiempo? Los economistas esperan que la tasa de mantenga en este nivel al menos durante un año, es decir, hasta el primer trimestre de 2021, aunque otros advierten que puede extenderse hasta fines de 2021.

Marco Correa, economista de Bice inversiones, señala que en su escenario base espera que el nivel de 0,5% se mantenga hasta fines del próximo año para luego comenzar a normalizar de manera pausada. Esa misma perspectiva tiene el economista de BCI, Antonio Moncado. “Una tasa en 0,5% de manera prolongada da cuenta de la profundidad de la crisis y de la poca efectividad que tendría la tasa de interés para estimular la economía en esta coyuntura. Además, hay que considerar que el estímulo fiscal será más acotado hacia el próximo año”.

Martina Ogaz, economista de EuroAmerica, subraya que “como mínimo esperamos que se mantenga en estos niveles por lo menos un año, un tiempo prolongado dado lo severo de la actual crisis”. Nathan Pincheira, economista jefe de Fynsa sostiene que “a lo menos hasta fines de año”.

La reducción que ha hecho el BC de su política monetaria se compara con la que han realizado los principales institutos emisores del mundo, entre ellos Canadá que ha reducido en 150 puntos base su tasa dejándola en 0,25%. La Reserva Federal también la ha recortado en 150 puntos base y hoy se ubica entre 0% y 0,25%. Nueva Zelanda con 0,75 puntos base para dejarla en 0,25% y Australia con un recorte de 0,50 puntos para situarla en 0,25%.

/gap