Más de 500 personas participaron el sábado pasadode la “Caminata por el Rechazo, la Paz y la Libertad “, organizada por el Movimiento Alerta Chile y otras organizaciones ciudadanas que están por la opción del “Rechazo” de cara al Plebiscito del 26 de abril.

La masiva convocatoria fue el puntapié inicial de una campaña que busca unir a la sociedad civil de la centro derecha, históricamente inmóvil por el propósito de un país más justo, tranquilo y fraterno.

El trayecto desde la Escuela Militar hasta la Plaza El Golf, se efectuó con total tranquilidad, en un ambiente familiar, donde la caravana de personas caminó por la vereda, no interrumpiendo el tránsito vehicular, teniendo el apoyo de los automovilistas, y ciclistas lo que con bocinazos y cánticos apoyaban la opción al rechazo.

Ignacio Santa María, uno de los voceros de Alerta Chile, subrayó que el movimiento no es partidista y que busca ser un actor preponderante de cara al histórico Plebiscito de abril.

“Somos un movimiento ciudadano que se conformó tras la crisis del 18 de octubre cuya única finalidad es colaborar es la solución y el reencuentro de los chilenos.  Por eso llevamos a cabo esta primera caminata, que es un símbolo para dar a conocer que la gente se está empezando a mover para recuperar Chile, un país con problemas, pero con convivencia y respeto”, expresó.

“Este movimiento lo único que quiere es que seamos escuchados como ciudadanos, vamos por el Rechazo. Sin embargo, creemos que debemos buscar la forma de en paz y libertad, hacer las reformas que Chile necesita, pero no hoy día bajo esta presión”, expuso Verónica Romero, cofundadora de Alerta Chile.

Mientras, Joaquín Millares, quien forma parte de la organización de la caminata afirmó que “queremos que se busque la vida, la libertad privada de culto. Queremos que vuelva el respeto a Carabineros. Chile no necesita una nueva Constitución, una nueva reforma y cambios en la sociedad”.

Alerta Chile y los otros movimientos sociales continuarán con sus iniciativas sosteniendo giras nacionales por el Rechazo y conversatorios sobre el proceso constituyente. Esto debido a que asumen que la ciudadanía no conoce de manera cierta las implicancias de este proceso histórico que puede marcar el destino del país en el futuro.

Para este sábado 15 de febrero, hay una nueva convocatoria. En un ambiente familiar, donde la caravana de personas con total tranquilidad caminó por la vereda, no interrumpiendo el tránsito vehicular.

Hasta ahí, todo perfecto y como deben ser estas manifestaciones.

Pero ojo, ¿ por qué hablamos de un abierto llamado a provocar al caos, este sábado en la Escuela Militar?

Por esto:

Sólo cabe esperar que el Alcalde Joaquín Lavín se ponga los pantalones, se olvide de su apoyo populista al “Apruebo” y le otorgue la protección necesaria a quienes hasta ahora se han manifestado siempre en paz y no se ponga – como ya lo ha hecho- del lado de los violentistas

/Gap