Como pasa el tiempo, pensar que hace tan solo unos años nos ofrecieron una mejor pensión, porque el sistema de reparto, simplemente ya no resistía más y los gobiernos tenían que asumir ese sistema previsional que en la actualidad sería casi inviable volver al pasado, porque no existe la máquina del tiempo.

Los años pasan rápidamente, y cuando nos enfrentamos a la realidad de las pensiones, que en nuestro país siguen siendo tan bajas, nos damos cuenta qué pudimos haber hecho mejor las cosas, con alturas de miras y con acuerdos como fue en su momento la reforma previsional del año 2008 donde hubo un consenso y se pudo realizar el pilar solidario, que beneficia actualmente a muchos adultos mayores que nunca habían cotizado para su futura pensión.

Dicho lo anterior, y el sistema previsional funciona actualmente como si el tiempo se hubiese detenido, y eso no es real. Todas las personas vamos envejeciendo, y por lo mismo debemos reinventarnos para seguir vigentes y al día, con las nuevas tecnologías y de acuerdo a los trabajos que se presentan. Las personas vivimos más, sin embargo, las empresas se van acomodando a los nuevos tiempos y las demandas de trabajo van escaseando por el reemplazo de máquinas que van dejando sin trabajo sobre todo a los adultos mayores que son los futuros pensionados.

Por lo mismo, en el tema previsional existe mucho desconocimiento de como maximizar nuestros ahorros previsionales, cuyo destino desde un comienzo, ha sido un fondo obligatorio para nuestra vejez, al cumplir la edad establecida, independientemente que, reuniendo ciertos requisitos se pudieren utilizar en una pensión anticipada, en una pensión de invalidez, o en una pensión de sobrevivencia. Siempre con la finalidad de obtener una pensión.

Las Administradoras de Pensión, el gobierno de turno, las compañías de seguros, el ex INP actual Instituto de Previsión Social, son las instituciones que están relacionadas con el sistema previsional vigente en nuestro país, cuyo ente fiscalizador son la Superintendencia de Pensiones y también la Comisión del Mercado Financiero ex S.V.S. En su conjunto, todos queremos tener mejores pensiones, pero también se requiere leyes que el ejecutivo envía al congreso para su discusión, análisis y aprobación, para concretar las modificaciones y actualizaciones en el tema prioritario como son mejorar las pensiones paupérrimas de nuestros adultos mayores.

Ojalá que no tengamos que esperar otros 40 años, para llegar a acuerdos en beneficio de los futuros pensionados, en un país en que la vejez no se disfruta, sino por el contrario, se castiga con pensiones miserables y no seguir viviendo de ilusiones por falta de acuerdo de un puñado de honorables que fueron elegidos para representar a los ciudadanos y sólo se preocupan de sus propios intereses hasta la próxima elección.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com