Al menos 10 son los beneficios sociales que el Ejecutivo ha lanzado desde el estallido del 18 de octubre. Si bien algunos venían desde antes de la crisis, la contingencia o los terminó acelerando o reformulando. La mayoría de ellos ya se están aplicado (como el aumento de la pensión básica solidaria, el bono por carga familiar, el freno del alza de la luz o los programas pro pyme); algunos comenzarán en marzo (como aspectos de la reforma tributaria) y otros esperan los últimos trámites en el Congreso (como el seguro catastrófico de enfermedades).

De esta forma, se tomó los anuncios y los aplicó a una familia ficticia donde todos sus integrantes cumplen las características para recibir algunos de los beneficios. Se trata de un abuelo de 80 años, pensionado; un padre de 58 años, dueño de almacén; una mamá de 55 años, empleada doméstica con sueldo mínimo; un hijo de 23 años, trabajador independiente tratando de emprender por cuenta propia; y una hija de 10 años, que estudia en el colegio.

Abuelo que le aumenta su pensión básica y ahorra en transporte público

El abuelo de la familia (80 años), debido a que no cotizó durante su vida laboral, recibe la Pensión Básica Solidaria (PBS), por lo que hasta el mes de noviembre de 2019 recibía un total de $110.201 de pensión. Sin embargo, desde el mes de diciembre su pensión aumentó en un 50%, llegando hasta los $165.302 (un aumento de más de $55.000).

El abuelo va a dejar todos los días a su nieta al colegio en transporte público en horario punta ($700). Sin embargo, el beneficio planteado en el proyecto de ley que rebaja un 50% en el Transporte Público Mayor (micro y metro) para mayores de 65 años -que está incluido en la modernización tributaria que debiera ser ley en marzo) le permitiría ahorrar en este ítem.

Además, el abuelo de la familia es dueño de la vivienda en que viven, que actualmente está avaluada en $40 millones. Por su vivienda, él paga contribuciones por un monto en torno a los $140.000 al año. Sin embargo, el proyecto de modernización tributaria permite rebajar las contribuciones a los adultos mayores, que cumplan ciertas condiciones, por lo que el abuelo podría pasar a pagar en torno a los $70.000, ahorrando un 50% de estos gastos.

A esto se puede sumar que el abuelo es dependiente de medicamentos, por lo que tiene un gasto mensual en torno a los $60 mil. En este sentido, la creación de un Seguro de Medicamentos (de ser aprobado) le permitiría ahorrar en torno a los $15.750. Y si compra los medicamentos genéricos su ahorro asciende a $31.500.

Papá dueño de pequeño almacén saqueado con ayuda para su pyme

El papá de la familia tiene un almacén pequeño (que calza en la categoría de MiPyme), el que en medio de las manifestaciones fue saqueado. Por este motivo pudo recibir ayuda del programa «Levantemos tu Pyme», a través del Programa de Apoyo a la Reactivación (PAR), con un aporte de hasta el 90% del proyecto, los cuales pueden ser destinados a asistencia técnica, inversión o capital. Esto le permitiría, por ejemplo, pagar el IVA de los meses anteriores, tras la medida de postergación de pago de IVA para las Pymes.

Además, los costos fijos de su almacén asociados a las tarifas eléctricas, no les subirán debido a los mecanismos de estabilización del precio de la luz, que frenó un incremento de 9,2%.

Mamá con salario mínimo podría recibir subsidio para su ingreso además del bono por carga familiar

La mamá de esta familia ficticia trabaja como empleada doméstica y recibe el sueldo mínimo de $301.000 bruto. Con el proyecto de Ley de Ingreso Mínimo Garantizado, que compromete un subsidio para llegar a 300 mil pesos líquidos, implicará que ella reciba un subsidio de $59.200 mensual. A fines de enero, tras ser aprobado por la Cámara, fue aprobado en la comisión de Hacienda del Senado y debiese votarse en marzo en sala.

Asimismo, esta mamá recibió el bono de ayuda familiar por sus dos cargas, el que se da por una vez por un total de $100 mil.

Hijo egresado de la universidad con condonación de intereses del CAE

El hijo mayor egresó a los 23 años de la universidad. Por necesidad ha debido postergar el pago del CAE por 72 meses y está tratando de emprender. Debido a que en la ley de presupuesto aprobada en noviembre, se le condonaron las multas e intereses de su crédito, que ascendían a $996.702. Además, está postulando al programa de Apoyo al Emprendimiento de Corfo.

Hija que requiere seguro de salud para ahorrar en atención

Y a la hija menor de 10 años de esta familia, se le consideró que sufre un accidente de mediana gravedad, cuya atención médica tiene un costo de $6,4 millones. Al ser cubierta por el Seguro Catastrófico de Salud de Clase Media, (actualmente en la comisión de Salud del Senado) a la familia le permitiría ahorrar en torno a los $5 millones.

Original de ellibero.cl

/psg