En medio de gritos, agresiones y empujones por parte de simpatizantes del régimen de Nicolás Maduro, Juan Guaidó fue escoltado este martes hasta un auto que se lo llevó rápidamente del aeropuerto de Maiquetía, en Caracas, donde llegó durante la jornada desde Portugal.

Así fue el retorno al país del presidente encargado de Venezuela, que se encontraba desde el 19 de enero fuera del país tras una gira que lo llevó a Colombia, Europa y Estados Unidos. En este último país, apareció sorpresivamente en el discurso del Estado de la Unión de Donald Trump.

“La gira fue muy exitosa en términos de imagen internacional. Hubo fortalecimiento de sus alianzas. Esa visita a EE.UU. le da de alguna manera protección, porque el gobierno teme represalias si decide apresarlo”, comentó a La Tercera Luis Vicente León, analista político venezolano y director de Datanálisis.

Medidas concretas

Sin embargo, si ese apoyo no se materializa, Guaidó se vería nuevamente debilitado, advierte León. “Va a regresar probablemente un poco fortalecido, con esperanzas, con el respaldo e imagen de una gira que fue exitosa, pero si eso no se concreta en nada distinto en breve, si él regresa con el apoyo internacional que ya tenía, con discursos de deslegitimación de un gobierno que ya estaba deslegitimado, con amenazas que ya había proferido, con el respaldo de la OEA que ya tenía, no esperemos que pase nada distinto tampoco en términos de su relación con la acción popular”, señaló el experto.

Según analistas, para que el retorno de Guaidó tenga un impacto real en Venezuela y no pase desapercibido como ocurrió anteriormente, el apoyo internacional debe traducirse en medidas concretas, distintas a las que se han llevado a cabo en los últimos meses. “No se trata de sanciones -que es lo que hasta ahora hemos visto y que no funciona- ni de discursos, que son muy emocionantes, pero tampoco se traducen en nada concreto. Me refiero a acciones específicas en términos de la presión que pueden poner algunos aliados como EE.UU. o Europa sobre los aliados de Maduro. No sé si eso fue parte de la discusión de Guaidó afuera. Pero de lo contrario, si no hay nada nuevo, no podemos esperar nada distinto”, concluye León.

Tras salir del aeropuerto, Guaidó tenía programado dirigirse a la Plaza Bolívar de Chacao para llevar a cabo una sesión ordinaria de la Asamblea Nacional.

/gap