Las últimas semanas no han sido fáciles para el astro brasileño Pelé. El exjugador, quien en octubre cumplirá 80 años, ha presentado complicaciones de salud producto de una mala recuperación a una operación a las caderas, lo que le ha provocado una depresión. La información la entregó su hijo Edinho, en una entrevista a TV Globo.

“Está muy frágil. Fue operado de cadera y su rehabilitación no fue la adecuada o la ideal”, dijo Edinho sobre el futbolista tres veces campeón del mundo con la selección de Brasil.

Estas dificultades, según su hijo, han acarreado un desánimo en el día día de Pelé: “Tiene problemas para moverse y eso ha desencadenado una especie de depresión. Imagínese, él es el Rey, siempre fue una figura tan imponente y hoy no puede caminar por sí solo”.

/Eduardo Méndez Garín