Luego de la detención del primer sospechosos del asesinato de la fotógrafa Albertina Martínez, su hermana Priscila Martínez se refirió a la captura, dando un público apoyo a Carabineros.

“Quiero agradecer al OS-9 que hicieron un tremendo trabajo de investigación, nunca bajaron los brazos. Y decirle a la gente que crean en la institución, lleva años y presta ayuda y cuando unos los necesita son los primeros con los que uno cuenta”, dijo la hermana de Albertina en declaraciones a la prensa.

Asimismo, la familiar de la fotógrafa se refirió a los rumores de redes sociales que vinculaban el crimen con el estallido social: “Albertina asistió a marchas, pero fue una o dos veces y de una manera artística. Descartamos siempre lo político“, dijo Priscila.

Sobre el sospechoso, la familiar de Albertina indicó que “el sujeto no pertenecía al círculo cercano. Pudo haber conocido, pero amigo, no“.

Martínez oficiaba como fotógrafa y asistente de iluminación en Mega. Fue encontrada muerta en su departamento por la madre de su pareja, quien logró entrar al inmueble gracias a la ayuda de un cerrajero, el pasado mes de noviembre.

Tras el crimen se viralizó en redes sociales la teoría de que la joven había sido asesinada tras asistir a una marcha en Plaza Italia y documentar imágenes de la movilización. Hipótesis que se profundizó ya que en su departamento no se encontraba su computador ni su cámara fotográfica.

Sin embargo, estos rumores fueron descartados por cercanos a la joven, quienes aseguraron que ésta no se encontraba fotografiando de forma activa las manifestaciones y que incluso sólo asistió a una marcha desde que estalló la crisis social en octubre pasado.

/psg

Revelan detalles del crimen contra fotógrafa en Santiago: homicidio lo habría cometido un repartidor

Nuevos detalles se conocieron este miércoles luego el que OS9 de Carabineros detuviera al presunto homicida de Albertina Martínez Burgos, fotógrafa que murió asesinada en noviembre pasado.

El individuo fue detenido en las últimas horas en Santa Cruz, región de O’Higgins, y según la fiscal Macarena Cañas se contaba con una orden de detención en su contra obtenida cinco días después del asesinato.

Martínez fue hallada sin vida al interior de su departamento en Santiago por su suegra, y llamó la atención que la puerta no estaba forzada y que faltaban algunas especies.

Fuentes conocedoras de la investigación indican que la principal hipótesis es que el detenido cometió el crimen luego de concurrir al domicilio de Martínez a dejar un pedido, ya que trabajaba como repartidor.

El individuo, cuya identidad aún no ha sido revelada, será formalizado esta tarde por el delito de robo con homicidio, arriesgando prisión preventiva.

/psg