El 12 de noviembre de 2019 fue la jornada más violenta después de las manifestaciones que ocurrieron el 18 de octubre. Ese día hubo incendios y saqueos en casi todas las regiones del país. Los edificios gubernamentales de la Intendencia de Antofagasta y la gobernación de Concepción fueron objeto de ataques incendiarios. En Santiago, el restaurante La Hacienda Gaucha también sufrió atentados con fuego. Según Carabineros, ese día por la Alameda marcharon 80 mil personas. En San Antonio, una turba atacó el Cuartel N°2 de Ingeniero del Ejército. Y la imagen del día fue la tradicional Iglesia de la Veracruz, ubicada en barrio Lastarria y construido a mediados del siglo XIX, atacada por un manifestante encapuchado que roció acelerante y le prendió fuego.

La violencia fue tal que La Moneda tuvo que convocar a una reunión para analizar la situación y evaluar qué medidas tomar. En la tarde de ese martes circulaba, de manera no oficial, que el gobierno tenía sobre la mesa la opción de volver a sacar a los militar a la calle para contener la violencia. Pese a los rumores, a las 22.30 de la noche, el Presidente Sebastián Piñera salió a dar un mensaje para anunciar al país las medidas que adoptó el Ejecutivo esa misma noche para controlar la violencia.

Junto con convocar a tres grandes acuerdos —por la paz, agenda social y nueva Constitución— , nuevas querellas invocando a Ley de Seguridad del Estado, Piñera anunció la reincorporación de carabineros y detectives en retiro para reforzar el trabajo de las policías.

Días después, el 27 de noviembre, Piñera dijo que “el gobierno ha impulsado el reintegro de carabineros y policías y el egreso de una nueva generación de suboficiales y oficiales. Estas medidas nos van a permitir, a partir del próximo lunes, contar con 2.505 carabineros y policías (de la PDI) que se van a sumar al esfuerzo por orden público. Dentro de los próximos 60 días tendremos 4.534 policías adicionales”. Desde Interior se detalló que el Ejecutivo esperaba que de estos, 1.300 fueran reintegros de oficiales y suboficiales que estaban en retiro.

Hoy se cumplen tres meses desde ese anuncio. Se consultó tanto a la PDI como Carabineros sobre cuántos policías en retiro acogieron la opción que abrió el gobierno y, sumando ambas instituciones, la cifra llega a un total de 115 policías reincorporados. En la PDI detallaron que se contrataron a 27 exoficiales y 38 asistentes policiales, además explicaron que el proceso en la policía civil ya se cerró.

En tanto, desde Carabineros informaron que 88 exfuncionarios han regresado a la institución. Sin embargo, hasta la fecha hay un total de 1.669 solicitudes de reingreso a Carabineros. El coronel José Muñoz, director de la Dirección de Gestión de Personas, cuenta que la opción de reincorporar a uniformados en retiro “es un proceso de carácter permanente” y que “las solicitudes se reciben de manera continua”.

Consultado respecto de si considera que la cifra de reincorporados es baja, el coronel Muñoz lo descarta: “Todo lo contrario. No debe confundirse la cantidad de postulaciones con las personas que finalmente pueden reingresar a Carabineros. Se entenderá que aunque hayan pertenecido a las filas de la institución, esas personas deben volver a someterse a completos chequeos físicos, sicológicos y de antecedentes. Hay controles que con el tiempo se han ido haciendo más estrictos, y también hay personas que han ido cambiando con el paso del tiempo. Por eso, de esas más de 1.600 postulaciones, sólo 88 exfuncionarios han podido regresar al servicio”.

Además de las incorporaciones, hay otra cifra que es destacada al interior de Carabineros. Se trata de las solicitudes recibidas el año pasado que tienen que ver con la prolongación de la carrera, es decir, carabineros que cumplieron 30 años de servicio y manifiestan su interés en continuar en la institución. “Estas alcanzaron las 809. Tales cifras, pese a la actual contingencia que se vive, han permitido reforzar el espíritu de cuerpo, unión y compromiso, para cumplir con nuestro deber constitucional, en directo resguardo de la ciudadanía”, afirma el coronel Muñoz.

/psg