Fue breve la expedición de Universidad de Chile por la Copa Libertadores 2020. Para tener alguna opción de clasificar debía anotar en el Beira Rio. No lo consiguió (no estuvo muy cerca de ese objetivo pues no registró remates al arco), estirando una racha de los laicos en el concierto internacional.

El de hoy fue el octavo partido consecutivo de los azules sin convertir en el máximo torneo de clubes en Sudamérica, la mayor racha vigente de los participantes de la edición actual y la peor de su historia copera. En total, son 800 minutos los que suma la U sin goles en la Copa. El último festejo azul fue de David Pizarro, en el minuto 10 del partido contra Racing, por la fase grupal, el 3 de abril de 2018, en el Estadio Nacional. Luego de aquello, la U no anotó más: 0-0 y 7-0 con Cruzeiro, 1-0 con la propia Academia, 0-2 ante Vasco da Gama, 1-0 y 0-0 con Melgar y los dos duelos contra O Colorado.

La racha anterior de los azules era de la mitad de los partidos que la actual. Fueron cuatro duelos sumando 2015, ante Internacional y Emelec, con Martín Lasarte en la banca; y 2016, en los dos juegos contra River Plate de Uruguay, bajo el mando de Sebastián Beccacece.

Es la cuarta vez que la U se despide de un torneo y/o copa internacional sin hacer un gol. Antes le ocurrió en la Libertadores de 1960, en la Recopa 2012 y en la Libertadores de 2016.

Si de rachas se trata, el equipo de Eduardo Coudet tiene un saldo bastante favorable contra equipos chilenos. Solo han perdido una vez en 10 enfrentamientos. Fue justamente con la U, en Santiago, por la Copa Sudamericana 2009. Este Inter podría ser rival de la UC en la fase de grupos.