La contaminación del aire por la quema de combustibles fósiles está generando al mundo pérdidas económicas de US$8.000 millones al día, según un informe de Greenpeace.

Esa cifra supone aproximadamente el 3,3% del producto interno bruto mundial, o US$2,9 billones al año, según un informe de Greenpeace Southeast Asia y el Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio. China, Estados Unidos y la India sufren el mayor impacto económico de la creciente contaminación, con una estimación de US$900.000 millones, US$600.000 millones y US$150.000 millones al año, respectivamente.

La contaminación del aire continúa perjudicando a miles de millones de personas a diario, a pesar de las medidas de algunos países y empresas para presionar por un mayor uso de la energía renovable y combustibles más limpios. La quema de carbón, petróleo y gas causa problemas de salud, lo que podría conducir a 4,5 millones de fallecimientos prematuros en todo el mundo cada año, y la muerte de 40.000 niños menores de cinco años debido a la exposición a partículas de polvo fino de menos de 2,5 micrómetros, conocidas como PM2,5, señaló Greenpeace.

“Todos los años, la contaminación del aire por los combustibles fósiles se cobra millones de vidas, aumenta nuestro riesgo de accidente cerebrovascular, cáncer de pulmón y asma y nos cuesta billones de dólares”, dijo Minwoo Son, activista para un aire limpio en Greenpeace East Asia. “Pero es un problema que sabemos cómo resolver, mediante la transición a fuentes de energía renovables, la eliminación gradual de los automóviles diésel y de gasolina y el desarrollo del transporte público”.

/gap