En máximos desde que hay registros comparables (2010) para diciembre cerró en 2019 la morosidad de 90 días o más en la cartera de consumo de la banca, alcanzando un 2,51% sobre el total adeudado en ese segmento. Esto está por encima del último registro más alto de la década, que fue al cierre de 2012 con un 2,40%.

Pero no sólo en consumo ha venido aumentando la mora, pues el fenómenos también se presenta en el resto de las carteras.

En comparación a 2018, en diciembre del año pasado se registró un alza de 4,5% en el número de morosos del país, hasta las 4.733.305 personas; mientras que el valor de la morosidad promedio subió 8,1% a $1.864.724, según el XXVII informe de deuda morosa de la Universidad San Sebastián y Equifax.

A esto hay que sumar que se acerca marzo, mes históricamente más alto en gastos financieros para las familias, y el escenario podría empeorar para el tercer mes del año producto de las secuelas económicas de la crisis social.

Es por esto que el mes pasado el ministro de Economía, Lucas Palacios, se reunió con la Asociación de Bancos (ABIF) para solicitarles un plan especial, para que los clientes puedan repactar sus deudas con tasas más flexibles.

El gobierno quiere que el foco de ese acuerdo esté principalmente en las personas, con énfasis en consumo, pero también anteriormente ha pedido ayuda para las pymes. De todas maneras, desde la industria aseguran que están dando más flexibilidad a los clientes en todos los productos.

Por bancos

Según cifras de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), a nivel porcentual el banco que presenta la mayor morosidad de 90 días o más en créditos y cuentas por cobrar es Banco Ripley, pues abarca el 6,09% del total de sus créditos, le sigue BancoEstado (3,73%), y Banco Falabella (3,55%).

Pero desagregado por tipo de crédito, hay algunos jugadores y puestos que cambian. Es así como en la cartera de consumo, si bien sigue liderando Banco Ripley (6,11% del total), en segundo lugar esta vez se sitúa Banco Falabella (3,45%), y luego BancoEstado (3,15%), Scotiabank (2,62%), y Banco de Chile (2,39%).

Dentro de la cartera de consumo también se consolida la morosidad de las tarjetas de crédito: en la mora total a noviembre, según cifras de la CMF, el que lidera en tarjetas es Banco Falabella por lejos (16,36%).

Después se posicionan los plásticos de BancoEstado (10,37%), la tarjeta Lider BCI (8,96%), le sigue CAT (tarjeta Scotiabank-Cencosud), con una mora total de 8,82%, y CMR Falabella con 8,02%.

Desde la ABIF señalaron en un informe de la semana pasada que “el aumento de la morosidad (de todas las carteras) se concentró en los últimos meses del año, evidenciando el impacto del deterioro de la actividad económica del país debido a los acontecimientos político-sociales de los últimos meses del año”. De todas maneras, aclararon que “a nivel internacional Chile continúa en la parte baja de la distribución, con un registro inferior tanto a la mediana de los países OCDE, y de la región”.

Hay que considerar que el acuerdo al cual llegó la banca con el gobierno contempla un pacto con la ABIF, donde de todos estos bancos mencionados anteriormente, sólo Banco Falabella, Scotiabank y Banco de Chile están dentro del gremio bancario, aunque el Ejecutivo igual ha sostenido reuniones con BancoEstado para repactar créditos y prontamente lo haría con el retail financiero.

Por otro lado, en vivienda el que lidera en morosidad mayor a 90 días es BancoEstado (5,92%), le sigue Banco Internacional (5,22%), y Ripley (5,13%). Un poco más atrás se sitúa Banco Falabella (4,05%), Scotiabank (2,26%), e Itaú (2,11%).

No sólo ha subido la morosidad mayor a 90 días, también han aumentado los castigos sobre los préstamos de consumo, que registran un índice de castigos de 6,50% de las colocaciones (versus el 5,51% de 2014), marcando lo que la ABIF llama “una leve alza” en los últimos años.

“Cabe mencionar que parte de este mayor reconocimiento de castigos estaría dado por los traspasos de cartera desde casas comerciales a bancos, las cuales poseen características de mayor riesgo”, señaló la ABIF en su informe. Con esto refiere a la compra que hizo BCI de la tarjeta Lider, la incorporación que hizo Banco Falabella de CMR, y hace ya algunos años, cuando Scotiabank se asoció con la tarjeta Cencosud.

/psg