Exactamente un mes antes de las elecciones municipales en Francia, un terremoto político vuelve a golpear al Partido La República en Marcha (LREM) del Presidente Emmanuel Macron. La filtración de videos y mensajes íntimos obligaron al exportavoz del Palacio del Elíseo Benjamin Griveaux a retirar su candidatura a la alcaldía de París dejando contra las cuerdas al oficialismo, que buscará un reemplazo a contrarreloj.

La polémica estalló el miércoles por la noche cuando una página de Pyotr Pavlenski -un “polémico artista ruso” asilado en Francia desde 2017 por su oposición al Presidente ruso, Vladimir Putin-, difundió el contenido privado, el que incluía pantallazos de mensajes que rápidamente llegaron a las redes sociales.

Según el diario Le Monde, los mensajes eróticos, que datan de 2018, habrían sido enviados por Griveaux, de 42 años, a una mujer que no era su esposa cuando ejercía como portavoz de Macron.

Pese a no reconocer ni negar ser el protagonista del material divulgado, el ahora excandidato a alcalde respondió a la polémica a través de un video grabado en la sede de la agencia France Presse.

“Cuando anuncié mi candidatura a alcalde de París, conocía la dureza de la vida política (…) Un sitio web retransmitió despreciables ataques a mi vida privada. Mi familia no se merece esto. Nadie, en el fondo, debería tener que soportar tal violencia”, emplazó Griveaux, considerado parte del círculo cercano de Macron.

La respuesta de Pavlenski llegó a través del diario Libération, quien defendió la filtración señalando que el exportavoz francés “dice que quiere ser el alcalde de las familias y siempre cita como ejemplo su esposa e hijos. Pero hace todo lo contrario. Le miente a los votantes” por lo que quería “denunciar la hipocresía”.

Además, el ciudadano ruso sostuvo que no teme las consecuencias legales ya que ha estado en la cárcel antes. En Rusia realizó varias performances desnudo, en 2012 puso grapas en su boca en respaldo al grupo Pussy Riot, en 2013 clavó su escroto a un adoquín en la Plaza Roja de Moscú en una “metáfora de apatía” y en 2014 se cortó el lóbulo de una oreja. Tras llegar a París como refugiado en 2017 intentó incendiar la entrada del Banco de Francia, por lo que fue sentenciado a tres años de prisión, de los que solo cumplió uno.

Respaldo transversal

A pesar de los coletazos políticos de la filtración, esta no era la primera polémica de Benjamin Griveaux. Meses antes se reveló una grabación en la que insultaba a sus compañeros de partido que eran rivales para la nominación por la alcaldía parisina.

El político del LREM aparecía tercero en las encuestas, siendo superado por la actual alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo, y en segundo lugar la candidata conservadora Rachida Dati.

Según Libération “la revelación del video, por lo tanto, llega en un momento en que la candidatura de Griveaux ya estaba en mal estado”. Sin embargo, el exportavoz recibió el respaldo de sus excontendores, quienes calificaron la polémica como “indigna” y una “amenaza para la democracia”.

La primera vuelta de las municipales está programada para el 15 de marzo y el balotaje para el 22 del mismo mes.

/psg