Este domingo se suspendió el clásico entre Colo Colo y Universidad Católica, todopor los serios incidentes registrados en el Estadio Monumental.

El juez de la brega, tras varias interrupciones, finalmente determinó el fin del cotejo, luego que un fuego artificial cayera cerca del delantero argentino, Nicolás Blandi, quien cayó al piso.

En el minuto 72, cayeron petardos donde se encontraba Nicolás Blandi y el delantero del Cacique sufrió dos heridas en la pierna derecha, además de un trauma acústico.

Los fuegos de artificio fueron lanzados por la propia barra de Colo Colo. Minutos antes, el arquero Matías Dituro mostró un teléfono celular que también fue lanzado desde el sector de Arica.

En el momento de la suspensión se jugaba el minuto 72¨y Universidad Católica ganaba por 2 goles a cero. Los goles fueron convertidos por Aued y Pinares

/Eduardo Méndez Garín