Ya se sabía de antemano que esta temporada estival 2020 no sería tan positiva, básicamente por la menor llegada de turistas extranjeros. Así lo proyectó la propia Subsecretaría de Turismo, la que señaló que se estima la venida de 1.604.002 viajeros del exterior, 470.888 menos que en 2019, es decir, una baja de 22,7%.

Por el Gobierno se dedicó de lleno a incentivar el turismo interno, esto pese a las consecuencias de la crisis social. Aún no hay cifras consolidadas, pero hay datos que podrían dar luces respecto a que algo se movió el chileno por el país.

De acuerdo a un reporte de la propia subsecretaría y Sernatur, la tasa de ocupabilidad en establecimientos de alojamiento turístico, al menos para la semana comprendida entre el 20 y el 25 de enero de 2020, fue similar a la del mismo lapso de 2019.

La medición, que incluye a 48 destinos turísticos nacionales a lo largo de todo el territorio nacional, muestra una tasa de 57,5%, cifra -0,4 puntos porcentuales inferior. Llaman la atención dentro de destinos más concurridos, la caída de 8% en el sector del Litoral de los Poetas (El Quisco, El Tabo, Algarrobo), pero el alza de 11,2% en el caso de Iquique

Consultadas al respecto, las agencias de viaje dan su mirada con datos que son positivos. “No notamos una disminución de pasajeros chilenos en el mercado nacional, por el contrario, aumentaron cerca de 5% respecto al año pasado”, afirma Dirk Zandee country Manager de Despegar.com

Pedro Escobedo, gerente de marketing y alianzas de Viajes Falabella complementa aquello y sostiene que “los destinos nacionales marcaron la pauta de este verano. Dos de cada diez chilenos que viajaban al extranjero para el verano decidieron vacacionar dentro de Chile”, asegura.

En tanto, la directora de Sernatur, Andrea Wolleter, es optimista con el balance final que muestre esta temporada. “Todavía queda verano y febrero es el mes en que tradicionalmente salen de vacaciones los chilenos. El 28,8% de los viajes con pernoctación realizados por chilenos se concentran en este mes, es decir, son cerca de 3,1 millones de viajes que se realizan durante febrero”, acota.

MARZO Y LA TEMPORADA BAJA

Desde Sernatur no manejan proyecciones de cuántos viajarán en marzo, ni si eso puede ayudar a mejorar las cifras del sector, aunque mantendrán firme la campaña “Elige Chile” para incentivar el turismo interno.

Mientras desde las agencias, reconocen que el factor dólar ha sido clave, influyó en el verano, pero no tanto en el tercer mes del año en cuanto a las reservas y eso también tiene que ver con el tipo de perfil del viajero de este mes.

“A diferencia del resto del verano, para marzo ya vemos un crecimiento en las salidas fuera de Chile, donde reconocemos a este rezagado de verano, joven y sin hijos que tiene total libertad para escapar al súper lunes y el ingreso a clases”, explica Escobedo.

Y aunque el billete verde siga entorno a los $800, Zandee afirma que “el tema del dólar es relativo, sobre todo en la industria turística. Si aumenta el dólar, muchas veces las empresas bajan los precios para poder compensarlo, depende de la elasticidad de la demanda”.

Asimismo, Escobedo recalca que “la temporada baja que incluye precios hasta un 35% más baratos que durante enero y febrero” y añade que con “las estrategias de diversificación de la oferta se ha logrado disminuir el impacto de las variaciones del dólar”.

/gap