La economía japonesa se contrajo a un ritmo anualizado de 6,3% en el trimestre octubre-diciembre de 2019, su mayor caída desde el segundo trimestre de 2014, mostraron el lunes datos del gobierno.

La lectura preliminar para el producto interno bruto del cuarto trimestre fue mucho peor que la mediana de las estimaciones de economistas que esperaban una contracción de 3,7%, según una encuesta de Reuters. La cifra siguió a la expansión revisada de 0,5% en el trimestre julio-septiembre.

En base intertrimestral, el PIB se contrajo un 1,6%, más que la mediana de las estimaciones de analistas de una caída de 0,9%, de acuerdo a los datos de la oficina del gabinete.

/gap