La historia del célebre escritor Michael Crichton “La amenaza de Andrómeda (The Andromeda Strain)” es relativamente sencilla: un satélite del gobierno cae en la remota ciudad de Piedmont, Nuevo México, trayendo consigo una misteriosa enfermedad extraterrestre que mata a los habitantes. Tras el intento del gobierno de los EE. UU. de recuperar el satélite y el descubrimiento accidental de la gente muerta del pueblo, se activa y se reúne un equipo de expertos en enfermedades infecciosas para combatir la enfermedad. La investigación sobre la enfermedad ocurre en un laboratorio fuertemente protegido con sistemas de bioseguridad de primer nivel para evitar cualquier contaminación del área exterior en caso de un accidente.

Además, como mediad de seguridad final, se construye una ojiva nuclear en las instalaciones para garantizar la protección en caso de contaminación. En lo que respecta a la premisa de la película, no hay nada ficticio sobre el peligro de los patógenos extraterrestres ni la probable primera respuesta del gobierno a la detección de dichos patógenos. En lo que respecta a la historia de “La amenaza de Andrómeda”, hay que decir que podría ser perfectamente plausible. Es más, ya podría estar pasando. Un reconocido astrofísico británico asegura que el mortal coronavirus que ha matado a más de 1.000 personas en todo el mundo proviene de un meteorito que cayó en China el año pasado.

Virus extraterrestre

El coronavirus apareció en nuestro planeta a través del fragmento de un cometa que arrojó “cientos de billones” de partículas virales. Los expertos creen que la enfermedad, que puede propagarse antes de que las víctimas muestren algún síntoma, pueda desencadenar una pandemia a nivel global. Por lo que la aparición de la nueva cepa de coronavirus es el resultado de la panspermia, agentes infecciosos en el espacio que eventualmente llegan a la atmósfera de la Tierra.

Los científicos han sostenido durante mucho tiempo que existen virus, bacterias y cadenas completas de ADN en el espacio que viajan a través de cometas y meteoritos. Pueden derivar a la estratosfera de la Tierra antes de caer a la superficie del planeta, lo que representa un riesgo para la salud humana.

“Es muy probable que el brote repentino del nuevo coronavirus tenga una conexión espacial, la fuerte localización del virus en China es el aspecto más notable de la enfermedad”, dijo el profesor Chandra Wickramasinghe, astrofísico británico del Centro de Astrobiología de Buckingham. “En octubre del año pasado, un fragmento de un cometa explotó en un breve instante en el noreste de China. Creemos que es probable que esto contenga incrustado dentro de él un monocultivo de partículas infecciosas del virus 2019-nCoV que sobrevivieron en el interior del meteorito incandescente. Consideramos la posibilidad aparentemente escandalosa de que cientos de billones de partículas virales infecciosas se liberen incrustadas en forma de polvo carbonoso fino. Creemos que los agentes infecciosos prevalecen en el espacio, se transportan en cometas y pueden caer hacia la Tierra a través de la troposfera. Creemos que esto puede y ha sucedido en el pasado para provocar epidemias de enfermedades humanas”.

coronavirus origen extraterrestre - Reconocido astrofísico británico asegura que el coronavirus de Wuhan es de origen extraterrestre

El profesor Wickramasinghe cree que la panspermia es verdadero problema viral y bacteriano en la Tierra. Si bien pueden llegar organismos completos, otra posibilidad es a través de cadenas de ADN, los componentes básicos de la vida, que sobrealimentan los errores que ya están aquí. Las partículas se desplazan al planeta de manera similar antes de ser absorbidas por gérmenes a menudo inofensivos que las convierten en máquinas de matar.

“Creemos que esto podría haber sucedido con el nuevo coronavirus”, continuó explicando el profesor Wickramasinghe. “Si bien es probable que haya llegado como un nuevo agente infeccioso, podría haber un elemento de mutación desencadenado por el ADN que llega de manera similar. Tenemos evidencia de que incluso en el genoma humano, el 40 por ciento de nuestro ADN es viral, y se ha incorporado durante nuestra evolución. Cada vez hay más pruebas de que este ADN proviene del espacio y se transporta a nuestra atmósfera en micro meteoritos antes de disiparse. Luego es absorbido por bacterias y virus. Ese nuevo inserto podría haber venido del espacio. Este brote perturbador se debe a esto, no hay duda de que los meteoritos llevan estructuras vivas”.

El reconocido astrofísico británico advirtió que la naturaleza inusualmente virulenta del coronavirus podría desencadenar una pandemia global, ya que es probable que el patrón de una mayor propagación global del nuevo coronavirus siga un alto nivel de infectividad de persona a persona, por lo que el virus adquirirá un estado endémico.

coronavirus de wuhan es origen extraterrestre - Reconocido astrofísico británico asegura que el coronavirus de Wuhan es de origen extraterrestre

Hasta ahora, ya han fallecido más de 1.500 personas a causa del misterioso coronavirus, llamado oficialmente COVID-19, la gran mayoría en China. Y por si fuera poco se ha confirmado la primera muerte de Europa, un turista chino de 80 años en un hospital de París. Pero lo que está claro es que desde que surgió el COVID-19 hemos escuchado todo tipo de teorías, que se escapó de un laboratorio secreto, que fue robado de Canadá o que se trata de un arma biológica.

Por lo que la teoría del profesor Wickramasinghe no nos debería sorprender, aunque de lo que sí estamos seguros es que se trata de una verdadera amenaza para la humanidad, y así lo demuestra Estados Unidos, que esta preparando las tropas para el peor de los escenarios. Por no decir que Michael Crichton fue mucho más que un celebre escritor, un visionario que advirtió a la humanidad sobre los peligros a los que nos enfrentamos, como la inteligencia artificial o la clonación de animales. Y “La amenaza de Andrómeda” predecía perfectamente lo que esta ocurriendo en la actualidad, una amenaza precedente del espacio exterior.

¿Crees que el COVID-19 es un virus extraterrestre? ¿Podáramos estar enfrentándonos a una verdadera invasión de otros mundos?

/psg