Y finalmente sucedió. Tras varios días de controversia y críticas por un nuevo error en el cálculo del IPC, Guillermo Pattillo deja la dirección del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El anuncio estuvo a cargo de Lucas Palacios, titular del Ministerio de Economía, cartera de la cual depende el organismo.

“¿Por qué se le aceptó la renuncia a Guillermo Patillo?, porque aquí ha habido dos errores: uno que las cifras han venido con errores y dos que eso afecta la confianza, aquí no se trata de barrer la basura debajo de la alfombra”, dijo Palacios en una concurrida conferencia de prensa.

Los yerros habían causado molestia en La Moneda, que ayer ya había dado señales de que no respaldaba la continuidad del economista, de acuerdo a las declaraciones en palacio de la ministra vocera de gobierno, Karla Rubilar.

Y dicha molestia no sólo vino por el fallo de cálculo en el ítem de electricidad del IPC, indicador que condiciona, entre muchas otras cosas, la Unidad de Fomento, a la cual, a su vez, están indexados los créditos hipotecarios, sino que también por la forma en que se abordó el problema.

El enojo se originó por la forma en que el INE decidió salir a aclarar el problema. Esto, porque el comunicado con fecha 12 de febrero fue subido a su página y no enviado a los medios de comunicación. Por ello, recién el viernes 14 se conoció públicamente generando una serie de críticas hacia la institución, poniendo una vez más en tela de juicio la credibilidad de las estadísticas públicas.

Tal fue la controversia, que ayer a mediodía, el INE entregó una nueva explicación de los hechos. Esta vez, la nota técnica sí fue enviada a los medios de comunicación.

La situación de inmediato hizo recordar la puesta en escena que realizó el director del organismo en cuestión, Guillermo Pattillo, quien denunció el año pasado indicios de manipulación en el IPC de agosto y septiembre de 2018. Esa investigación todavía sigue su curso.

Discrepancias entre funcionarios

La controversia alcanzó a los trabajadores del organismo estadístico, particularmente a la Asociación de Funcionarios del INE (Anfine) que emitió ayer un duro comunicado en contra de la dirección.

“Las razones técnicas de dicha supuesta actualización no han sido pormenorizadas en ningún comunicado interno que nos permita, como trabajadores y trabajadoras del instituto, comprender la insólita decisión institucional que modifica los resultados publicados, contraviniendo la tradición y protocolos técnicos internacionales y locales”, señala el texto.

Según la asociación de funcionarios, el concepto de “actualización” utilizada por el comunicado de la Dirección Nacional, “viene a convertirse en un eufemismo que intenta ocultar errores en el cálculo del indicador; errores producidos, indudablemente, a razón de las constantes intervenciones a los equipos de precios que – tras el irresponsable actuar del Director Nacional que acusó “manipulación” de cifras de IPC en mayo del 2019- más parece una cacería de brujas que pretende reunir antecedentes que intenten justificar esa torpeza u ocultar, por qué no (y dado la falta de antecedentes que hoy mantiene abierto los sumarios sin poder pronunciar veredicto) intervencionismo político agenciado por esta administración”.

No obstante, durante la mañana de hoy, varios funcionarios del INE comenzaron a responder –vía mail-el comunicado que ayer publicó la Asociación de Funcionarios del INE (Anfine) donde se manifestó su rechazo al tono y el contenido ya que menoscababa el trabajo de todo el organismo. Asimismo, en esos mensajes se entregaron también varias señales de apoyo hacia el director.

/gap