“Dado el alcance de los disturbios (en Chile), no esperamos que el negocio se recupere completamente este año”, fueron las palabras del CFO de Walmart, Brett Bigs, en el encuentro con sus inversionistas.

La mayor cadena de supermercados del mundo, ha sido una de las más afectadas desde el 18 de octubre y así se hizo ver en la jornada de ayer en la entrega de resultados del cuarto trimestre, pues Walmart cifró en US$110 millones su impacto por el estallido social. En la instancia, la situación de Chile fue uno de los temas recurrentes, pues la precaución de los inversionistas por el futuro de la multinacional en el país es evidente y por parte de la empresa también.

“Experimentamos desaceleración en algunos mercados internacionales claves, así como en Chile, donde los disturbios provocaron la interrupción en la mayoría de nuestras tiendas”, destacó el director financiero de Walmart, Brett Biggs, en el reporte de la compañía.

/gap