Lionel Messi registra goles de todos los colores en su carrera, aunque tiene como deuda el poder convertir uno de chilena. Lo intentó en varias ocasiones, como una recordada en Champions League del año pasado ante Manchester United y que pasó pegado al poste de David De Gea. También hubo una contra Atlético de Madrid, en la que Jan Oblak quedó resignado a mirar mientras el balón salía cerca del palo.

Otras piruetas culminaron como maniobras frustradas y con la pelota lejos del arco, mientras que una puntual sirvió como asistencia para que Luis Suárez anotara su gol con el arco libre en la Copa Joan Gamper en el 2016 ante Sampdoria.

¿Se regisnará el argentino a conectar un tanto de chilena como sí lo hiciera Cristiano Ronaldo? Al menos, La Pulga practica el movimiento y así lo dejó en claro durante la práctica de Barça, en la que se lució en el fútbol-tenis en dupla con el chileno Arturo Vidal. La “asistencia” del ex Bayern Munich fue mediante un cabezazo.

Cabe recordar que este sábado, continúa la acción para el equipo de Quique Setién. Los catalanes reciben al Eibar en el marco de la 25º jornada del fútbol español. Y para este cruce, la escuadra que comanda Messi necesita ganar para no alejarse de la cima: está a un punto del líder Real Madrid. Mientras que los Armeros llegan a esta cita en los últimos lugares (16º) sumando cuatro partidos en línea sin conocer la victoria.

/Eduardo Méndez Garín