El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional de Venezuela, Carlos Paparoni, informó a través de Twitter que, tras las sanciones de Estados Unidos, Rosneft perdió 3.500 millones de dólares en dos horas.

“A colaboradores de Maduro, véanse en este espejo: hace dos horas Rosneft valía $77,6 billones. Después de las sanciones sus acciones cayeron. La cuenta es sencilla: 77,6(valor)*4,5%(la caída)= 3,492 billones”, escribió el legislador opositor.

La dictadura le costó a Rosneft $3.500 millones en 2 horas. El crimen no paga”, completó.

El tuit de Carlos Paparoni (@CarlosPaparoni)

El tuit de Carlos Paparoni (@CarlosPaparoni)

EEUU anunció este martes sanciones económicas contra Rosneft Trading, subsidiaria de la rusa Rosneft, por asistir a Venezuela en el comercio internacional de petróleo en un claro aviso a Moscú, y advirtió a otras corporaciones energéticas de medidas similares si colaboran con el régimen de Nicolás Maduro.

Cualquier entidad en el mundo que lleve a cabo operaciones con el régimen de Maduro está sujeta a las sanciones. Es muy simple, no deben implicarse en transacciones con ellos”, dijo un alto funcionario de la Casa Blanca en un llamada telefónica para informar de la decisión.

Además de la filial, con sede en Suiza, el Departamento del Tesoro anunció la congelación de activos y la prohibición de operaciones financieras con el presidente de Rosneft Trading, Didier Casimiro.

Esta es una reacción al creciente y cada vez más importante papel de Rosneft en los asuntos de Venezuela”, señaló el funcionario estadounidense, al subrayar que la empresa rusa está “comerciando más de la mitad del petróleo que sale de Venezuela y evadiendo activamente las sanciones”.

En concreto, indicó que en enero de este año Rosneft Trading gestionó, a nombre de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), el envío de dos millones de barriles de crudo venezolano a África Occidental.

Rosneft es una de las corporaciones más activas en Venezuela, donde ha aumentado sus actividades y se ha convertido en el gran intermediario del crudo venezolano ante las sanciones impuestas por Washington a la petrolera estatal venezolana PDVSA.