Carabineros dio a conocer este jueves un nuevo caso de “portonazo” que afectó a uno de sus funcionarios, y que dejó un saldo de un asaltante fallecido, uno con riesgo vital y otro detenido. En tanto, el cuarto involucrado logró huir con el vehículo del uniformado.

Según información preliminar, el hecho ocurrió cerca de la medianoche en la calle San Francisco, cuando el carabinero acababa de realizar una visita. Fue ahí cuando un grupo de cuatro individuos lo abordaron para sustraerle su automóvil.

No obstante, de acuerdo a la versión policial, el funcionario se resistió al robo e hizo uso de su arma particular -debidamente inscrita-, baleando a dos de los asaltantes. De ellos, uno falleció en el lugar y el otro fue trasladado de urgencia al Hospital Barros Luco, donde en estos momentos está siendo atendido.

Además, un tercer involucrado fue detenido en el lugar, mientras que el último sujeto consiguió ingresar al vehículo del uniformado y huir en dirección desconocida. Hasta ahora no ha sido detenido y el auto tampoco ha sido localizado.

El teniente coronel Gonzalo Pereira, de la Prefectura Central, detalló que el carabinero fue “intimidado” por los antisociales, y que al verse expuesto y amenazado “hizo uso de su arma de servicio, con la finalidad de enfrentar esta situación”.

Además, señaló que no se conocen mayores detalles del único fallecido, ya que el sitio del suceso está siendo periciado, mientras que el funcionario no resultó con lesiones.

“Al momento está sometido al procedimiento por parte del Ministerio Público”, acotó Pereira.

/psg