El seleccionado nacional Alexis Sánchez estuvo presente todo el encuentro en la victoria por 2-0 de Inter de Milán en condición de visita sobre Ludogorets de Bulgaria, por la ida de los dieciseisavos de final de la Europa League.

El delantero chileno se vio muy activo comandando los ataques del cuadro lombardo y tuvo la opción de marcar tras tirar un taco y estrellar la pelota en el palo.

En la primera etapa, el cuadro “Nerazzurri” manejó el balón, pero no logró generar diversas ocasiones de gol. Solo se acercó con un remate de Cristiano  Biraghi a los 23′.

La apertura de la cuenta llegó a los 71′, mediante Christian Eriksen, quien a la entrada del área sacó un remate que dejó sin opciones al portero de la escuadra búlgara.

Cuando el partido expiraba, el árbitro consultó el VAR y decidió sobrar penal tras decretar que Abel Anicet tocó el balón con la mano. Romelu Lukaku se hizo cargo de patear y con un disparo bajo anotó a los 93′.

Este resultado deja a Inter mejor parado para el pleito de vuelta, que se jugará el próximo 27 de febrero en el Estadio “Giuseppe Meazza”.

/Eduardo Méndez Garín