A medida que las cifras de contagiados y fallecidos por el coronavirus siguen aumentando, la alarma de que la enfermedad se propague y llegue a otras fronteras también ha crecido. Desde hace algunas semanas que ya se han registrado casos más allá del territorio chino, como en Japón, Filipinas, Francia, Australia, Egipto o Estados Unidos, pero hay una región del mundo donde todavía no se registran contagios: Sudamérica.

Y si bien ya se ha sabido de casos de personas oriundas de la región con coronavirus (un argentino, un colombiano y una chilena), todas ellas fueron descubiertas en Asia y no han llegado hasta estas tierras. Y es por eso que cada país ha tomado una serie de medidas para prevenir la llegada de la enfermedad. Chile es uno de ellos.

Desde el 7 de febrero, el país se encuentra en alerta sanitaria a nivel nacional. En palabras del ministro de Salud, Jaime Mañalich, “esto permite tomar medidas eficientes ante eventuales casos y que tratemos, con todos los esfuerzos, la detección a tiempo, de certificar si se trata de un caso o no, y de prevenir un brote dentro de Chile”. Así, según han explicado las autoridades, en caso de detectarse un contagio por coronavirus, el Gobierno podría incluso suspender la realización de eventos masivos.

Es en esa línea que la autoridad sanitaria activó un protocolo en el aeropuerto de Santiago, que establece que todos los pasajeros que provengan de Asia y aterricen en el país deberán contestar un formulario. Según las respuestas, serán sometidos a una revisión física para detectar posibles cuadros febriles. Si la persona presenta síntomas, será dejada en cuarentena.

“Hay países que han tomado medidas distintas a las recomendadas por la OMS, y nosotros, realmente valoramos que Chile se mantenga en la actitud de tomar decisiones basadas en el conocimiento científico y con el efecto sanitario esperado”, señaló Fernando Leanes, representante en el país de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el resto de la región la situación es dispar. Mientras algunos países han desarrollado diversas medidas, en otros la reacción ha sido casi nula.

Revisa acá los casos:

Argentina

A diferencia de varios países de la región, en Argentina las medidas son casi nulas. No hay controles en los aeropuertos para quienes llegan desde Asia y ni siquiera hay personal con mascarillas, según consignó Clarín.

El Ministerio de Salud trasandino afirmó a ese mismo medio que están estimulando al “autocontrol” y que la falta de fiscalización en el terminal aéreo se debe principalmente a que no existe una orden o recomendación de la OMS al respecto, así como tampoco hay vuelos directos desde China a Argentina, por lo que los pasajeros ya fueron controlados en los países donde triangularon su vuelo, aunque esto no es señal de nada.

Asimismo, desde el ministerio aseguraron que no es recomendable “disparar una situación” por alguna persona que presente un cuadro febril, que en realidad podría ser cualquier otra causa ajena a un contagio de coronavirus.

Bolivia

Días atrás, un posible caso de coronavirus encendió las alarmas en Bolivia. Se trataba de un joven de 18 años que llegó desde Asia, el cual fue puesto en cuarentena tras presentar un cuadro febril. Sin embargo, tras una serie de exámenes se concluyó que tenía dengue, el que pudo haber contraído en Singapur.

Este operativo fue un ejemplo de la reacción de las autoridades altiplánicas ante la emergencia por el coronavirus. Y la preocupación creció más en la época de carnaval, la semana pasada, donde se esperaba la llegada de unos 100.000 pasajeros al país.

Fue ahí donde se dispuso de tres anillos de seguridad para inspeccionar los vuelos, monitorear a los pasajeros en tránsito de los terminales aéreos e instalar puntos de información y prevención. Todo esto, en coordinación con la OMS.

Brasil

En Brasil la alarma ha sido mayor. Ya son varios los casos sospechosos de contagio de Covid-19, sin embargo, todos han sido descartados. No obstante, a principios de febrero el Gobierno de Jair Bolsonaro declaró “estado de emergencia de salud pública”. La ordenanza permite que la Secretaría de Vigilancia de la Salud solicite al Ministerio de Salud que contrate temporalmente a profesionales, compre bienes y contrate servicios.

Es en esa línea que, el pasado 9 de febrero, se llevó a cabo la operación “Regreso a la Patria Amada”, donde un grupo de 34 brasileños residentes en la ciudad de Wuhan (epicentro de la enfermedad, con más de dos mil muertos) volvió a su país de origen a bordo de dos aeronaves de la Fuerza Aérea Brasileña, en una medida que primero fue rechazada por el Presidente Bolsonaro, pero que después apoyó.

Una vez de regreso en Brasil, los 34 sujetos fueron puestos en cuarentena de 18 días en el hotel de la base aérea de Anápolis, adaptado para la ocasión. De momento no se ha confirmado que alguno de ellos se haya contagiado de coronavirus.

Colombia

El Gobierno colombiano también ha mostrado preocupación ante esta emergencia. Como Brasil, también ha habido casos sospechosos, los que han sido descartados, mientras siguen con detención la situación de un colombiano que se contagió en el crucero Diamond Princess, el cual está en cuarentena en Japón.

Mientras, en el país se ha dispuesto de varias medidas y ya desde el pasado 4 de febrero que tienen todas las facultades para realizar pruebas de diagnóstico locales, donde se podrá detectar un caso positivo de Covid-19 en un plazo máximo de 24 horas y de ocho horas si el paciente está en Bogotá, según explicaron las autoridades.

En tanto, la Cancillería informó que este sábado un avión de la Fuerza Aérea llegará a Wuhan para repatriar a los 14 colombianos que se encuentran en esa ciudad. Las personas viajarán bajo estrictas reglas sanitarias y de seguridad para impedir posibles contagios. Una vez en el país, deberán ser puestos en un periodo de cuarentena.

Ecuador

Ecuador también ha sido escenario de un caso sospechoso de coronavirus. Se trató de un ciudadano chino que se encontraba aislado en Quito. Y si bien los resultados por Covid-19 arrojaron negativo, el paciente falleció porque presentaba un cuadro de hepatitis B y neumonía, algo ajeno al virus.

Por otro lado, son nueve los estudiantes ecuatorianos residentes en Wuhan, de los cuales solo cinco solicitaron volver a su país. Con las gestiones del Gobierno, pudieron tomar un avión ucraniano, por lo que deberán estar durante 14 días en ese país para luego viajar a Quito.

Perú

Al igual que en otros países de la región, Perú también ha tenido casos sospechosos de Covid-19, los cuales han sido descartados en su totalidad. No obstante, según señaló al diario El Comercio el jefe del Instituto Nacional de Salud, Hans Vásquez, las autoridades han tomado todas las precauciones del caso siguiendo las recomendaciones de la OMS.

“Nosotros estamos haciendo ya pruebas preliminares. La Organización Mundial de la Salud recomienda realizar unas pruebas primero para virus comunes; lo otro es que estos pacientes, por el momento, no son pacientes que cumplan los criterios de casos sospechosos porque están en buenas condiciones, los criterios según la OMS son pacientes con infecciones respiratorias graves”, afirmó.

Por su parte, el Ministerio de Salud peruano afirmó que todas las instituciones sanitarias del país se encuentran preparadas para enfrentar una emergencia de este tipo, ya que cuentan “con personal especializado, equipamiento necesario y los reactivos para hacer estas pruebas”.

Paraguay

Para enfrentar la llegada del coronavirus a Paraguay, el Gobierno tomó una medida bastante radical: suspendió por tiempo indefinido las visas para ciudadanos chinos, afectando a 338 personas. Según explicaron las autoridades, los oriundos del país asiático -con el cual Asunción no tiene relaciones diplomáticas ya que apoya a Taiwán- viajan normalmente a realizar actividades empresariales.

Asimismo, las autoridades han reforzado el control en los pasos migratorios, para estar alertas ante la llegada de algún sospechoso de coronavirus, mientras ya se dispone de los implementos para realizar exámenes locales.

No obstante, la mayor preocupación tiene que ver con en esta enfermedad, sino que con el dengue, el que incluso afectó al Presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, quien decretó alerta sanitaria en el país.

Uruguay

El Ministerio de Salud Pública de Uruguay ha confirmado que hasta la fecha no hay ningún caso de contagio por coronavirus en el territorio, no obstante, “el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica está en permanente contacto con los organismos sanitarios internacionales y recibe información sobre las características evolutivas del brote y las recomendaciones de control”.

En esa línea, el subsecretario de Salud Pública, Jorge Quian, llamó a la tranquilidad y reconoció que “Uruguay está más preocupado por el dengue y sarampión”.

Venezuela

Como en toda la región, Venezuela tampoco ha sido escenario de casos de coronavirus, aunque de todos modos activó el sistema de vigilancia epidemiológica y de diagnóstico con el laboratorio del Instituto Nacional de Higiene, en caso de que se presente algún sospechoso de Covid-19.

Del mismo modo, se ha dispuesto de un protocolo de acción en el aeropuerto internacional de Maiquetía para evaluar a aquellas personas que podrían estar contagiadas.

/psg