Las causas judiciales por hechos delictivos relacionados con la crisis social llegan casi a 2 mil, pero en ninguna de ellas se investiga específicamente a la “primera línea”. Ya que dicha situación no configura necesariamente una conducta de delito.

Para Fiscalía Nacional lo importante es determinar si los hechos ejecutados por las personas que se encuentran en la llamada “primera línea” se encuadran o no en una figura delictual sancionada en el ordenamiento jurídico vigente.

Por lo que sus investigaciones se centran en los delitos y no en la conducta que pueda caracterizar una agrupación.

Según señaló el Ministerio Público a El Mercurio, robo en lugar no habitado (o saqueo), desordenes públicos, receptación, daños simples y maltrato a la obra de carabineros son algunos de los delitos que de acuerdo al informe estadístico de la Fiscalía Nacional han presentado una mayor variación al alza durante el último trimestre de 2019 en comparación al mismo periodo del año anterior.

Entre octubre y diciembre de 2018 los desórdenes públicos alcanzaban un total de 62 casos, mientras que en el 2019 se registraron 2.811, un alza de 4.533%.

Policías

La PDI manifestó que correspondiente a la llamada “primera línea” no cuentan con información relacionada con personas detenidas bajo ese nombre.

En tanto Carabineros explicó que no investigan a la “primera línea” como un hecho aislado, sino como un fenómeno que se asocia a la comisión de delitos más graves.

Sin embargo el OS9 y OS7 de Carabineros han realizado perfiles de quienes componen esta agrupación: grupos de estudiantes, barras bravas de fútbol y delincuentes comunes.

Según la policía uniformada la “primera línea” está compuesta por hombres de hasta 28 años que cuentan con apoyo legal y logístico y de atención de salud primaria.

/psg