El entrenador del FC Barcelona, Quique Setién, ha convocado a 21 jugadores para afrontar el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de este martes ante el Nápoles en San Paolo (21.00 horas), en una lista en la que no está el lesionado Sergi Roberto y en la que están incluidos cinco futbolistas del filial y Riqui Puig.

La lesión del futbolista de Reus, que estará un mes de baja por una lesión muscular en el aductor del muslo derecho, supone un nuevo contratiempo para el técnico cántabro, que tampoco puede contar con los lesionados Luis Suárez, Ousmane Dembélé y Jordi Alba. Por contra, el centrocampista Riqui Puig ha regresado a la convocatoria después de no estar entre los elegidos para el partido de LaLiga Santander ante el Eibar, mientras que el danés Martin Braithwaite viajará a pesar de no estar inscrito en la ‘Champions’.

Pero uno de los problemas del Barcelona es, inesperadamente, el coronavirus. Según ESPN, a todos los miembros del Barcelona se les va a tomar la temperatura el lunes cuando aterricen en Nápoles. Y si resulta que alguno tiene fiebre, tendrá que ser internado y continuar el protocolo. Italia está en alerta, ha suspendido 42 partidos este fin de semana y los cuidados y prevenciones se extreman.

/gap