La seguridad de los servicios digitales importa. Y mucho. Si se trata de uno de los más utilizados del mundo, como es el caso de WhatsApp, aún preocupa más. Un grupo de expertos en seguridad informática ha descubierto que Google permite que los usuarios puedan encontrar invitaciones a grupos privados y unirse sin problemas, permitiendo así que extraños puedan revisar desde mensajes a fotografías teóricamente privados.

El fallo de seguridad, descubierto por el medio especializado “Motherboard”, afecta a la privacidad de los datos personales de sus más de 2.000 millones de usuarios registrados en todo el mundo. El problema viene de que el motor de búsqueda del gigante de internet indexa enlaces de invitación a los chats en grupo. Es decir, utilizando búsquedas concretas en Google, cualquiera podría descubrir enlaces a los chats.

Se estima que el buscador alberga unos 470.000 resultados relativos a los términos de búsqueda «chat.whatsapp.com», parte de la dirección URL que componen las invitaciones a las conversaciones del servicio. Lo que quiere decir que si se publica el enlace de invitación en internet se corre el riesgo de que alguien lo encuentre.

Se trata de una función muy extendida que permite fácilmente compartir una dirección web por diversos canales para que usuarios puedan ingresar como nuevos miembros de un grupo. Grupos que se crean para fines muy diversos, incluso también para que padres de estudiantes tengan un punto de encuentro para organizar eventos escolares.

Este hecho significa que con una simple búsqueda en internet, usuarios malintencionados pueden descubrir y unirse a un chat grupal de WhatsApp sin ser el receptor legítimo. Su incidencia, sin embargo, no está generalizada dado que estos enlaces de invitación no suelen compartirse en foros por regla general. En opinión de Lorenzo Martínez, experto en seguridad informática en Securízame, este hallazgo «no es tan alarmista» y se debe a que los «grupos no tienen ningún tipo de autentificación».

«No debería haber alarmismo porque no cualquiera puede entrar a un grupo de WhatsApp haciendo una búsqueda en Google, porque para esto previamente alguien con acceso al mismo tiene que haber compartido en algún sitio que sea indexable por el motor de búsqueda», explica en conversación telefónica con este diario. «Los grupos de WhatsApp pueden no ser tan seguros como crees”», valoró por su parte en su perfil de Twitter Jordan Wildon, periodista multimedia del medio alemán «Deutsche Welle».

/psg