El ministro de Economía, Lucas Palacios, subrayó este lunes la necesidad de conseguir estabilizar el orden público para restablecer la confianza de la ciudadanía en la situación económica del país, la cual se mantiene en niveles preocupantes.

El secretario de Estado abordó el tema luego de conocer las cifras de la última encuesta Cadem, en la cual el 87% de los encuestados aseguró que la economía chilena está retrocediendo o definitivamente estancada a raíz de la crisis social.

Tras participar en el consejo de gabinete convocado por el Presidente Sebastián Piñera esta mañana, Palacios indicó que “el mayor problema que estamos teniendo hoy es de expectativas, porque si observamos las cifras, nuestra economía sigue siendo una economía con fundamentos fuertes, con capacidad de resiliencia”.

“Por eso que es tan importante que vuelva la paz, para que volvamos a hacer nuestra vida, para que las personas puedan volver a ponerse de pie. Aquí el mayor daño lo tiene la gente que más le cuesta surgir, la que conduce sus propias pymes, la que contrata a dos o tres personas”, añadió.

En esa línea, recalcó que “por eso estamos tan preocupados respecto a marzo, porque hemos visto el deterioro del empleo, de la actividad económica. Eso es lo que más nos preocupa y lo que me va a quitar más el sueño durante todos estos días, para ver de qué forma podemos colaborar con esas personas que se quieren poner de pie”.

Asimismo, el titular de Economía informó que durante la reunión con el jefe de Estado conversaron brevemente sobre la opción de hacer cambios al Instituto Nacional de Estadisticas (INE), a raíz de los errores detectados en la medición del último IPC.

Sobre ese tema, dijo que “vimos el tema del INE, muy cortito, así que le tengo que presentar unos antecedentes respecto de la ley que vamos a presentar este mes”.

Caso Hasbún

En tanto, sobre si pudo hablar con el Mandatario sobre su vinculación al caso de eventuales coimas detectado en el Ministerio de OO.PP. en la Región de la Araucanía, la autoridad subrayó que “no hay nada que conversar al respecto”.

“Como todo el mundo sabe, yo fui a declarar voluntariamente, apenas salió esto en la prensa yo llamé al día siguiente al fiscal y le ofrecí toda mi ayuda”, añadió, dando por cerrado el tema.

Finalmente, aseveró que no ha tomado contacto con la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, luego de la tensión generada entre ambas partes por su decisión de congelar su militancia en el partido mientras dure dicha investigación.

“No he conversado todavía, pero yo no tengo ningún problema con nadie de la UDI, lo que yo di es una señal clara de lo que me parecía lo correcto en ese momento”, dijo.

/psg