La primera jornada del Festival de Viña del Mar estuvo marcada por una serie de hechos violentos que se desarrollaron en la ciudad. Entre los más graves, se registró el apedreo del Hotel O’Higgins y el ataque a una automotora.

Es por este motivo que la alcaldesa Virginia Reginato esta mañana salió a repudiar estos hechos y a pedirle al gobierno un mayor respaldo en el control del orden público.

La autoridad municipal sostuvo que “Viña del Mar fue brutalmente atacada por la delincuencia. Y es por eso que yo hoy día llamo al Ministerio del Interior porque quiero que se hagan cargo de la ciudad”.

“Y también mandarle un mensaje al Presidente de la República: Yo creo que ya la delincuencia no puede seguir en las calles de Viña. Y los chilenos queremos que vuelva la paz a nuestros hogares y a nuestras ciudades. es por eso que haremos todo lo necesario porque ya basta de delincuencia. Son muchos los sacrificios que se están efectuando hoy día de muchas personas. Por eso tenemos que tomar las medidas que corresponden en seguridad”, afirmó Reginato.

Posteriormente indicó que “tenemos que cuidar nuestra ciudad, tenemos que cuidar a los viñamarinos porque basta. Estamos cansados de la delincuencia. La delincuencia no puede seguir en nuestra ciudad, Y por supuesto las personas necesitamos estar en paz y en tranquilidad”.

“Yo le he pedido al Ministerio del Interior… Ya he hablado con él. Me voy a juntar con el subsecretario y por supuesto espero que se tomen las medidas que corresponda para que la gente esté viviendo tranquila, disfrute, y por supuesto, cada ciudad se merece la tranquilidad por la que hemos trabajado mucho”, agregó la alcaldesa.

/psg