Un automóvil embistió este lunes a una multitud que participaba de un desfile de carnaval en la ciudad alemana de Volkmarsen, en el estado de Hessen.

De acuerdo a los reportes iniciales de la policía de Kassel, al menos 30 personas resultaron heridas, siete de ellos de gravedad. Entre ellos hay varios niños, según informó la cadena Hessischer Rundfunk. Aunque se espera que el número final podría ser mayor.

Los testigos presenciales citados por la prensa local señalaron que se trató de una furgoneta Mercedes de color plateado la que protagonizó el suceso, cerca de 2:30 p.m. El vehículo habría arrollado durante 30 metros a la multitud hasta que se detuvo. Según la policía, el conductor ha sido detenido.

La ciudad de Volkmarsen es un pequeño pueblo de 6.800 habitantes en el centro de Alemania, 185 kilómetros al norte de Frankfurt y 30 kilómetros al oeste de Kassel.

Decenas de ambulancias, vehículos de bomberos y policía llegaron al lugar para asistir a los heridos, entre los que hay varios niños pequeños.

Hasta el momento se desconocen las razones detrás del ataque. Pero la policía confirmó que el conductor, un hombre alemán de 29 años y oriundo de Volkmarsen, embistió deliberadamente contra la gente, indicó el portal Herrenschau.

“Independientemente de si se trata de una emergencia médica o una falla técnica o si en el peor de los casos hay una intención detrás de esto, no podemos decir nada al respecto”, había dicho ante un portavoz de la policía, según la agencia alemana DPA.

Se esperaba la participación de unas 1.500 personas a la procesión del Lunes de las Rosas (Rosenmontagszug) en Volkmarsen, de acuerdo al Frankfurter Rundschau. El evento fue cancelado.

Al momento de este ataque Alemania ya se encontraba en un estado de alerta tras el tiroteo a manos de un extremista xenófobo en la ciudad de Hanau, también en el estado de Hesse, que ocurrió el miércoles y dejó un saldo de 10 muertos.

En tanto el peor atentado terrorista en la historia reciente de Alemania ocurrió en Berlín en 2016, cuando un solicitante de asilo tunecino arrolló con su camión a una muchedumbre reunida en el Mercado Navideño de la capital, dejando un saldo de 12 muertos.

El hombre había jurado lealtad al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS).

/psg