os precios del petróleo, que alcanzaron un mínimo en 18 años el lunes, se estabilizaron este martes en los mercados internacionales, pero al terminar marzo registran la mayor caída trimestral de la historia. En Nueva York, el barril de crudo “light sweet” (WTI) para mayo ganó 39 centavos, 1,9%, a 20,48 dólares. En tanto, en Londres el barril del Brent del mar del Norte cedió dos centavos, a 22,74 dólares.

 Desde inicios de año los precios de los dos tipos de barriles perdieron 66% de su valor, su peor caída trimestral desde que se crearon los contratos a futuro en la década de 1980. El lunes ambos contratos llegaron a su nivel más bajo desde 2002.

“La oferta seguirá muy por encima de la demanda por bastante tiempo en la medida en que la baja de la demanda vinculada a las restricciones al transporte” para evitar la propagación del coronavirus “supera ampliamente a los demás factores”, resumió Robbie Fraser, de la consultora Schneider Electric.

Martijn Rats, de Morgan Stanley, anticipó por su parte un gran deterioro de la demanda con la drástica caída del transporte aéreo y por vía terrestre: prevé una caída de cinco millones de barriles diarios en 2020 frente a un millón que anticipaba el 16 de marzo.
Además, “datos preliminares indican que Arabia Saudita cumplió su amenaza e inunda el mercado de oro negro en momentos en que las refinerías alrededor del mundo limitan su operativa”, añadió. El lunes Riad anunció su intención de llevar sus exportaciones petroleras a un nivel récord de 10,6 millones de barriles por día a partir de mayo.