En la biografía Bolívar, Libertador de América, escrita por Marie Arana, Hugo Chávez queda mal parado. Esta biografía ha sido elogiada tanto en Estados Unidos como en España. Es rigurosa. Pero se lee como una novela. Walter Isaacson dice: “Al fin Bolívar tiene la biografía que se merece”. Y The Washington Post señala que “el enfoque de Bolívar es magistral”. La autora nació en Lima, de padre peruano y madre norteamericana. Por 10 años fue jefa de la sección de libros del Post.

“Muchos farsantes han emulado a Bolívar en su volátil vida póstuma, pero nunca de forma tan estrambótica como Chávez”. Así se expresa Marie Arana en el epílogo de Bolívar, Libertador de América, celebrada biografía ampliamente reseñada en España, Colombia y Estados Unidos. Arana define a Chávez como “socialista radical cuyos objetivos estaban a años luz de los de Bolívar”.

La obra se lee como una novela. Aporta detalles personales -por ejemplo, la cantidad de amantes- de Bolívar ignorados u omitidos a veces por los biógrafos. Es un libro con estructura y lenguaje fílmico.

La revista Semana de Bogotá reseñó el libro de esta manera: “Tal vez esta no sea la mejor biografía de Bolívar, pero sin duda es una de las mejor escritas. Se lee como una novela. Y, como en una novela, los personajes y las situaciones dejan una impresión vívida en el lector. Aunque la autora simpatiza con Bolívar y adopta su punto de vista –quiere adentrarse en su mente–, no lo glorifica porque también nos permite ver sus errores, sus zonas oscuras y sus contradicciones”.