Barcelona sacó un valioso empate en su visita a Italia. Es que el cuadro blaugrana igualó 1-1 ante el Nápoles con diez hombres en cancha. Esto debido a que Arturo Vidal se transformó en el villano de la jornada tras sufrir la expulsión en los minutos finales del match.

El formado en Colo Colo tuvo un fuerte cruce con Mario Rui. El volante se barró contra el lateral izquierdo y por esto el pito central Felix Brych decidió amonestarlo.

Sin embargo el portugués se molestó con la vehemencia de Vidal. Por lo que de inmediato fue a encararlo. Cuestión que el hombre de la moica no aguantó y respondió con la misma chispeza que se le conoce. Aunque en esta ocasión se le salió al cadena ya que hasta le dio un cabezazo al rival.

Vidal de villano

Situación que el juez no aguantó la agresión de Vidal y en cuestión de segundos lo pintó nuevamente. Lo que finalmente significó la tarjeta roja para el chileno. Panorama complejo para el Barcelona que no podrá contar con Vidal para la revancha del 18 de marzo. Tampoco estará Sergio Busquets y Piqué también es duda ya que no pudo terminar el encuentro por molestias físicas.

/gap