El terrorismo social iniciado el 18 de octubre frenó la actividad del país y uno de los sectores afectados fue el comercio. Mallplaza es una de las empresas que ejemplifica lo sucedido, puesto que en el cuarto trimestre tanto las ventas como las utilidades se vieron fuertemente golpeadas.

Los ingresos entre octubre y diciembre bajaron 15% hasta los $72.274 millones, mientras que los costos de ventas escalaron 21% hasta los $24.959 millones. Los gastos de administración y ventas también registraron un fuerte incremento de 39%.

Así, la ganancia atribuible a los controladores totalizó $12.413 millones, lo que implicó un retroceso de 55% frente a igual periodo del año previo.

El descenso de ingresos se explica “principalmente por efectos asociados a eventos post 18 de octubre en Chile”, de acuerdo a lo informado por la compañía.

/gap