Durante esta tarde se emitió un nuevo capítulo de «Échale La Culpa a Viña», programa conducido por Raquel Argandoña y Francisca García-Huidobro, en representación de la exestación católica, y a Karen Doggenweiler y Gino Costa desde la señal estatal.

En el espacio, se encargan de desmenuzar las presentaciones de los artistas del Festival de Viña del Mar. Y en este contexto, salió el rumor de que Raquel Argandoña, durante la noche de ayer, no podía ingresar a la Quinta Vergara.

Por lo mismo, la «Raca» salió a aclarar lo ocurrido, con una evidente molestia.

«Tú sabes que yo compré entradas para ir a ver a Marroon 5, con mi plata y ayer me dijeron, porque no vas a ver a Mon Laferte porque la Kel queria ir a ver a Mon Laferte y dije ya perfecto acompaño a mi hija», dijo de entrada la animadora de Canal 13.

Además, agregó que «nos subimos a la van, todo perfecto, llego a la quinta y la señorita de la puerta, ahí donde entran todos los artistas me dice que el ningún problema que pase, pero me dice usted no puede pasar, no me dejaron pasar, porque tengo una credencial flaite, lo vengo diciendo desde que comenzó el festival”.

«¿Todas tenemos la misma credencia, que vergüenza, enserio?», interrumpió la animadora Francisca García-Huidobro.

«HQ, Hotel quinta, pero yo había pasado otras veces y me dijeron que no, entonces me decía, usted con esa credencial tiene que ir donde entra toda la gente, a la calle, pero yo le dije, pero como, llamen aquí algún gerente», continuó relatando Argandoña.

La aclaración de Raquel Argandoña

Tras esto, aclaró que hay testigos de lo ocurrido. «No, no llamen ningún gerente, usted filme acá, le dije a una periodista, filme todo lo que está pasando, filme todo».

“Llego un gerente con un apellido muy raro, muy amoroso y me dice ya Raquel no te preocupes yo te vine a buscar, pero saben lo que a mí me molesta, es que como que yo pido un favor para que me vayan a buscar, para entrar a la Quinta, cuando yo voy a hacer mi trabajo, yo trabajo más que todas ustedes», remató la animadora.

Finalmente, Fran apoyó toda su teoría: «Toda la razón, no es una costumbre, pero aquí en viña vaya que sí».

/gap