El fiscal regional Oriente Manuel Guerra, descartó que en el caso AK-47 corresponda “a grupo de ultraderecha” que pretendía realizar “atentados”, sosteniendo que se trata de un hecho delictual.

Guerra, en entrevista con Radio Universo, manifestó que en esta indagación en particular hay personas con vinculación con el mundo delictual.

El fiscal regional Oriente Manuel Guerra, descartó que en el caso AK-47 corresponda “a grupo de ultraderecha” que pretendía realizar “atentados”, sosteniendo que se trata de un hecho delictual.

Guerra, en entrevista con Radio Universo, manifestó que en esta indagación en particular hay personas con vinculación con el mundo delictual.

“Se ha especulado mucho, nosotros hasta la fecha no tenemos lo que algunos manifestaban como un grupo de ultraderecha que pretendía realizar determinados desmanes o atentados con ocasión de marzo. No tenemos eso”. Tenemos simplemente delincuencia”, aseveró el fiscal.

Asimismo, detalló que “una de las personas formalizadas y son hechos públicos, ofrece una AK-47 que poseía a un segundo sujeto que pretendía comprarla para -a su vez- suministrarla en un determinado mercado y esa persona entendemos que tiene vínculos con delincuentes”.

Agregó el fiscal que “hay un mayor interés por armas de aquellas personas que tienen temor a los hechos de violencia, pero enfocarlo por ahí -ultraderecha- es un error”.

El persecutor, puntualizó que este tipo de armas es usada por quienes están ligados a la delincuencia habitual.

“Es un caso interesante que se está indagando de forma reservada (…) creemos que puede haber casos similares, por cierto, de algún lado sacan armas los delincuentes”, subrayó.

/Gap